Enlaces de accesibilidad

Reclutas desertores presos en Nassau temen que los regresen a Cuba


Soldados de las Tropas Guardafronteras (TGF). Archivo.

Ángel Luis Llorente y Yoiselandy Alfonso escaparon en una lancha del Gobierno. En caso de ser deportados, pueden enfrentar acusaciones de deserción, traición o robo.

Ángel Luis Llorente y Yoiselandy Alfonso, dos jóvenes que cumplían el Servicio Militar General (SMG) en las Tropas Guardafronteras y que huyeron de la isla en una embarcación propiedad del Gobierno, se encuentran detenidos en Bahamas y temen enfrentarse a la justicia en caso de ser deportados a Cuba.

El 5 de junio los jóvenes robaron una lancha rápida destinada a paseos de turistas en la marina de Cayo Paredón Grande, al norte de Morón, provincia Ciego de Ávila, a 4 km de la unidad militar a la que pertenecían, con la intención de llegar a Estados Unidos, según explicó Llorente a la periodista de Radio Martí Ivette Pacheco.

Luego de 10 horas de navegación, el motor de la lancha se les rompió y recalaron en un cayo perteneciente a Bahamas. Varios días después fueron detectados por un helicóptero de guardacostas de Estados Unidos que les suministró alimentos y agua. Al día siguiente, un barco del servicio de guardacostas estadounidense los rescató y los trasladó a un centro de detención en Nassau, relató Llorente y explicó que junto a ellos están detenidos varios cubanos y extranjeros.

Desde allí pudieron establecer muy poca comunicación vía telefónica con la reportera de Martí Noticias.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

El abogado Willy Allen, especializado en temas de Inmigración en Estados Unidos, señaló que de ser devueltos a la isla ambos jóvenes pueden enfrentar las acusaciones de deserción, traición o robo.

"En la isla condenan con mucha fuerza la deserción y me preocupa la situación de ellos", dijo Allen quien recordó que la visión de los Gobiernos de Estados Unidos, Bahamas y Cuba sobre esos casos "es diferente".

Llorente, de 21 años, se desempeñaba como chofer del jefe de guardafronteras en la región central. Alfonso, de 19 años, cumplía servicio en la patrulla para detectar drogas e ilegalidades. Ambos vivían en la ciudad de Ciego de Ávila.

"Todo el mundo sabe que las cosas están muy difíciles en Cuba", dijo Llorente y añadió que huyeron porque los tenían "obligados" en el Servicio Militar.

El pasado 16 de junio el Programa Cuba al Día ofreció detalles de cómo los jóvenes salieron del país. Escuche el programa aquí.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG