Enlaces de accesibilidad

Bueno lo Bueno, pero, ¿“Bailando”, con mariachi, en el altar de la Caridad?


Descemer Bueno lanza un beso a su público, que había ido a adorar a la Virgen de la Caridad.

El cantante Descemer Bueno ignoró el respeto a lo divino en los templos cristianos al cantar su éxito mundial (y mundanal) en la Iglesia de la Caridad. Y no cantó solo.

“Yo quiero pasar contigo una noche loca con tremenda nota”. La conocida letra del éxito mundial “Bailando”, del compositor cubano Descemer Bueno, se sigue escuchando meses después de su estreno hasta en los sanitarios. Pero todo tiene un límite: está bueno lo bueno, pero no lo demasiado.

Una campaña pública está exigiendo al músico que se disculpe por utilizar el altar como escenario, durante la ceremonia católica por el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, para cantar una vez más su mundano tema y quebrantar ─con ayuda de la mayoría de los asistentes, dicho sea de paso─ la compostura y el respeto que deben reinar en un templo como el situado en la esquina de las calles Manrique y Salud, en La Habana.

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere

A través de la plataforma CitizenGO se ha lanzado una campaña para recoger firmas y exigirle a Bueno ─afín al régimen comunista─ que se disculpe, porque “la Iglesia es un lugar de culto y adoración, no de conciertos de pasión descontrolada”.

La iniciativa se debe a Regis Iglesias, ex prisionero de conciencia del grupo de los 75 detenidos durante la Primavera Negra del 2003, y dirigente del Movimiento Cristiano Liberación que fundara el desaparecido Oswaldo Payá. Iglesias vive actualmente exiliado en España.

“Nunca había ocurrido algo así. Sucedió el pasado 8 de septiembre, festividad de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba. Iglesia de la Caridad, pleno centro de La Habana. Un grupo de mariachis cubanos suben al altar y delante del Santísimo empiezan una conga carnavalesca que entre otras cosas dice: ‘Yo quiero pasar contigo una noche loca con tremenda nota’”. explica el disidente.

¿Y dónde estaba el párroco?

“Obviamente ‘Bailando’ no es la canción más adecuada para una Iglesia. ¿Quién le ‘metió un gol’ al párroco y/o al obispo? Escribe al cantante y muéstrale tu oposición”, expresa Iglesias en la iniciativa.

En declaraciones a la agencia católica ACI Prensa, Regis dijo que ese día “al parecer luego de cantar las mañanitas a la Virgen, tradición que proviene de México y en los últimos años se ha adoptado en Cuba ─donde siempre cantábamos el ‘Virgen Mambisa’─ fue invitado el cantante de moda Descemer Bueno”.

Señaló asimismo que el ‘mariachi’ parecía haber tenido ensayado ya el número ‘Bailando’ y todo fluyó como si hubiera sido acordado con antelación”, aunque dijo no estar seguro de que tuvieran la autorización del párroco de la iglesia De la Caridad.

“El hecho es que todos tenían expresión de satisfacción y nadie impidió que una canción así se coreara. Es un hecho insólito que nunca había ocurrido en un templo. En el pasado el régimen acostumbraba organizar actividades ‘culturales’ y de ‘recreación’ justo al lado de los templos en el preciso momento que se celebraban Misas; ahora, al parecer, ya han decidido, con éxito esta vez, hacer este tipo de ‘eventos’ dentro de los propios templos sin que al parecer nadie se escandalice”.

“La iglesia donde ocurrieron estos lamentables sucesos fue nada más y nada menos que la Parroquia de Nuestra Señora de la Caridad, Santuario Diocesano de Occidente el Día 8 de septiembre, festividad de la Virgen”, expresó.

El segundo mandamiento

Descemer Bueno no estuvo "Bailando" solo. Muchos olvidaron a qué habían ido a la Iglesia de la Caridad
Descemer Bueno no estuvo "Bailando" solo. Muchos olvidaron a qué habían ido a la Iglesia de la Caridad

Me pregunto si los que le hicieron coro a Bueno habrán ido realmente a rendir homenaje a María, la madre de Jesús.

Al parecer muchos no conocían el segundo mandamiento, en el que Dios se manifiesta sobre los falsos ídolos.

En Exodo 20, versículos 4 y 5, le advierte a Moisés en el Monte Sinaí, para que lo transmita al pueblo hebreo:

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”.

“No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios”

A Descemer Bueno, que no es precisamente católico, le sobran hoy escenarios en este mundo ¿Necesitaba también los altares, convertirse en el becerro de oro, que la admiración por él se transformara en devoción?

Bueno, Dios también "resiste a los soberbios y da gracia a los humildes" (Santiago 4-6, 1Pedro 5:5). Y advierte, en Exodo 20, que es “fuerte, celoso”, y que visita la maldad hasta la tercera y cuarta generación.

Las firmas para la campaña pueden dejarse en la siguiente dirección de internet:

http://www.citizengo.org/es/11413-disculpas-por-utilizar-un-templo-para-un-concierto?tc=fb&tcid=6654972

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG