Enlaces de accesibilidad

HRW: Nunca ha habido acceso real a cárceles cubanas


José Vivanco, director para América de Human Rights Watch

"Parece más bien un show publicitario que ocurre cada diez años o más", señala a "El Mercurio" José Miguel Vivanco, director de la División para las Américas de Human Rights Watch (HRW)

A semanas de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebre su examen periódico sobre Cuba, el régimen de La Habana invitó a medios de prensa internacional y local a una visita guiada por cuatro prisiones cubanas.

El recorrido de ayer incluyó la prisión de Combinado del Este, uno de los cinco penales de máxima seguridad de la isla y la mayor cárcel del país, con una población penal de unos 3.000 reos. Los periodistas fueron acompañados por funcionarios del Ministerio del Interior y recorrieron una galería de celdas, el Hospital Nacional de Reclusos, los pabellones para los encuentros conyugales de los presos y las zonas de encuentro de los internos con sus familiares.

"Parece más bien un show publicitario que ocurre cada diez años o más", señala a "El Mercurio" José Miguel Vivanco, director de la División para las Américas de Human Rights Watch (HRW). "Nadie ha logrado acceso real a las prisiones cubanas desde que asumió Fidel Castro", afirma.

"Cada cierto tiempo cuando el gobierno se ve afligido por la preocupación internacional sobre el sistema penitenciario cubano y los abusos que se cometen contra prisioneros comunes y, en particular contra prisioneros políticos, entonces recurren a esta fórmula", añade.

La última misión internacional que intentó visitar algunos presidios cubanos fue la integrada por tres franceses, dos juristas y un médico, y el propio Vivanco.

Fue en 1995, gracias a la mediación del ex Presidente de Francia François Mitterrand ante Fidel Castro. La misión partió con la expectativa de entrevistarse con más de mil 500 presos políticos, pero finalmente el gobierno les redujo el número a solo 24, recuerda Vivanco.

"Nos cambiaron las reglas del juego y no pudimos hablar con ellos en sus prisiones, no vimos sus celdas. Las conversaciones se realizaron en una oficina administrativa con aire acondicionado, lo que obviamente no era el hábitat del preso". De esos 24 y tras una negociación de más de siete horas con Fidel Castro, Vivanco logró la liberación de siete detenidos.

Para que una visita contribuya a mejorar la situación de los presos "se requiere de un acceso incondicional, no advertido, no planificado y constante" de organizaciones humanitarias internacionales, asegura Vivanco.

El subjefe de la dirección nacional de prisiones de Cuba, coronel Osmany Leiva, dijo que ellos no han recibido peticiones de acceso a las cárceles.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG