Enlaces de accesibilidad

Los Juegos OIímpicos rompen el cerco informativo en Cuba


Un grupo de seguidores siguen un evento deportivo en una barbería de La Habana Vieja.

Los isleños podrán ver por Tele Rebelde la cita londinense y las ligas internacionales de béisbol. El fútbol era la única emisión que podía seguir el público por la pantalla chica.

Por vez primera en 53 años, las autoridades ideológicas que rigen el uso de información en Cuba dieron luz verde para divulgar un espacio dedicado al acontecer beisbolero internacional.

El programa se trasmite por el Canal Tele Rebelde, los viernes a las 8 de la noche. Especialistas en el tema ofrecen estadísticas y resúmenes de diferentes circuitos profesionales como las Grandes Ligas de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y las temporadas invernales del Caribe en México, Venezuela y República Dominicana.

También piensan trasmitir juegos de la Serie de Béisbol del Caribe, a efectuarse en enero de 2013. Desde hace dos décadas, la televisión ofrecía programas semanales sobre fútbol mundial, pero ninguno sobre béisbol internacional.

Diferentes emisiones deportivas radiales brindan los resultados de ligas de Europa y Sudamérica. Y de torneos universales de todas las categorías efectuados bajo el paraguas de la FIFA. Las Copas del Mundo, Eurocopa y Copa América se trasmiten en directo. La amplia difusión del fútbol ha provocado que las nuevas generaciones de cubanos hayan apartado de sus preferencias el béisbol, el deporte nacional.

Es cierto que la pelota es un juego complicado y extenso. La media de los partidos en la isla supera las 3 horas. Sumemos que la temporada nacional no goza de buena salud. La causa principal son los más de 300 peloteros que han saltado el portón en los últimos 20 años, provocando una caída en barrena del béisbol local.

Ahora mismo, Cuba sufre para ganar torneos de poca monta. Ya no es campeona mundial ni panamericana. Y en las categorías juveniles y de cadetes también ha sido desplazada del primer lugar. Muchos jugadores miran de soslayo a los clubes estadounidenses. Debido al embargo económico de EEUU, se torna sumamente complejo enrolarse en las Grandes Ligas.

En una política obtusa, el gobierno de los Castro, prohíbe a los deportistas cubanos competir en circuitos profesionales. Esto ha provocado la marcha de numerosas atletas, quienes aspiran a recibir sueldos decorosos como profesionales.

Según fuentes de todo crédito, la difusión del béisbol de alto nivel sería un primer paso, para en un futuro cercano, autorizar la contratación de deportistas del patio en otros países. Se estudia una legislación al respecto, que incluiría un impuesto al salario percibido como rentados por los atletas. De esa forma, no se verían obligados abandonar su patria. Los que compitan en clubes profesionales estarían aptos para integrar selecciones nacionales a eventos mundiales.

Como todo en Cuba, las cosas se cuecen a fuego lento. Mientras, las cinco horas de diferencia entre La Habana y Londres, no les impedirá a los cubanos seguir en vivo todas las incidencias del mayor evento deportivo del planeta. Por Tele-Rebelde, que a partir del 27 de julio y hasta el 12 de agosto se convertirá en Canal Olímpico.

Artículo de Iván García publicado en el sitio digital Infobae el 23 de julio del 2012
XS
SM
MD
LG