Enlaces de accesibilidad

Martes 13 de buena suerte para cubanos en Grandes Ligas


El jardinero derecho de los Dodgers de Los Ángeles Yasiel Puig anota una carrera ante el receptor Tony Cruz (d)

Un martes 13 de regocijo disfrutaron numerosos peloteros cubanos en las Grandes Ligas de Estados Unidos, como burlando el mito aquel de las fechas de mala suerte…

Un martes 13 de regocijo disfrutaron numerosos peloteros cubanos en las Grandes Ligas de Estados Unidos, como burlando el mito aquel de las fechas de mala suerte… y cierta cansina fábula repetida en la Isla, aquella de que los atletas profesionales se convertían en mercancía.

Yasiel Puig continúa burlando pronósticos, y en su juego número 62 en las Mayores, ahora como cuarto bate de los Dodgers, pegó de 4-2 y exhibe promedio de .373. Su equipo venció a los Mets de Nueva York y está en primer lugar de su división, lo que parecía un sueño el 3 de junio, el día en que Puig debutó.

Con Aroldis Chapman trepado en la lomita como cerrador, Cincinnati necesitó once innings para despachar 6-4 a los Chicago Cubs. El zurdo holguinero liquidó a tres rivales y acumula 29 salvamentos.

Oakland cayó ante Houston, pero sigue bien posicionado, y Yoenis Céspedes --este día como designado-- dio tres hits en cuatro turnos. En su segunda temporada, Céspedes batea apenas .230, pero confían en él y se mantiene en el cuarto turno.

Milwaukee se atravesó en la ruta del Texas, 5-1. Afincado de una vez como lead off y jardinero central de los Rangers, Leonys Martin se fue de 4-2 y tiene average de .280; villaclareño como Leonys, Yunieski “Riquimbili” Betancourt ha visto en cambio caer su ofensiva en picada, y anoche contaba los clavos en la banca de los Cerveceros.

Seattle le tendió una zancadilla al Tampa Bay, en pleito que contó con dos exintegrantes de los Industriales. Kendrys Morales, cuarto bate de los Marineros --esta vez como designado--, dio un hit y anda por .292, con 17 jonrones y 64 impulsadas. Yunel Escobar, short stop de los Rays, pegó un hit en tres veces, su average es .257, pero es el niño mimado del campo corto en Tampa, con solo cinco errores en 109 juegos del 2013.

Chicago White Sox dejó al campo en 11 capítulos al Detroit, 4-3, con tres cubanos en las alineaciones. Por los triunfadores, Alexei Ramírez, que ya tiene en su expediente un bate de plata, disparó dos sencillos desde el tercer turno, lleva una cadena de 10 juegos pegando hits, y acumula .286; su coequipero Dayán Viciedo está en la lista de los lesionados.

Detroit, en cambio, colocó a dos cubanos en los últimos puestos del line up. El receptor Brayan Peña, que no destacó en las Series Nacionales porque se escapó en edad juvenil, bateó de 5-3 y exhibe promedio de .306, al parecer adueñado de su posición; José Antonio “Candelita” Iglesias, transferido hace semanas desde Boston a los Tigres, brilla como short stop, y aunque falló en dos turnos (con dos boletos y un sacrificio) batea .321 en 73 partidos de la temporada.

Y si esta nota comenzó con un novato, Yasiel Puig, debe concluir con otro novato, José Fernández, el muchacho que llegó en balsa hace cinco años, cuando tenía 15. Fernández actuó nuevamente sin respaldo ofensivo (aunque bien protegido por el campo corto santiaguero Adeiny Hechavarría), tiró siete sólidos innings desde el box de los Marlins, fue enviado después a descansar… y los peces triunfaron 1-0, allá por el décimo episodio.
XS
SM
MD
LG