Enlaces de accesibilidad

"The New York Times": La revolución cubana y sus héroes se desvanecen


Artículo del diario "The New York Times" sobre la herencia de los "revolucionarios cubanos".

El tiempo es el enemigo del castrismo y Santiago de Cuba es su cuna, dice el diario "The New York Times".

El New York Times asegura hoy en un reportaje que la revolución castrista redefinió a Cuba y de alguna manera al mundo, pero tras entrevistar a varios expartidarios de Fidel Castro, que combatieron en la Sierra Maestra, afirma el rotativo que al igual que los hombres en la foto de aquellos ya lejanos tiempos, la revolución y sus héroes se están desvaneciendo.

Apunta el diario que Cuba tiene una de las tasas de aborto más altas del mundo, lo que llevó al Gobierno comunista a comenzar una campaña para animar a las parejas jóvenes a tener más hijos. En Cuba, según el diario, hay una abundancia de amor pero una falta grande de bebés debido al alto índice de abortos.

"hay un matiz de desesperación, la lucha ahora es contra la atrofia cerebral".

El tiempo es el enemigo del castrismo y Santiago de Cuba es su cuna, segunda ciudad más grande de la isla, dice The New York Times, para quienes los santiagueros son los últimos portadores de la revolución original. Las vallas a lo largo de los caminos dicen: "Santiago es Santiago", como si con eso ya hablaran de las virtudes y la valentía de su gente, constata el rotativo, e indica que "hay un matiz de desesperación, la lucha ahora es contra la atrofia cerebral".

Según opina The New York Times, la revolución todavía se respeta, pero ese respeto no es suficiente para suplir la escasez de alimentos y suministros, los ingresos mensuales bajos, la infraestructura en mal estado, pues muchos jóvenes cubanos sienten el peso de la revolución como un desafío a su futuro más que como su fundamento.

Moda americana en Santiago de Cuba

La evidencia es clara en las calles de Santiago, donde los jóvenes toman la moda del país que les fue señalado doctrinalmente como enemigo de Cuba: Estados Unidos, constata la publicación.

Los cubanos jóvenes tienen poca paciencia para la retórica revolucionaria y se sienten frustrados por la falta de oportunidades económicas en el país, a pesar de que el deshielo diplomático con Washington, que en verdad nada les ha traído, se afirma en la nota periodística que cita a dos excombatientes del Movimiento 26 de Julio en la capital oriental, Heriberto Olmo y Mato Ruiz.

Los jóvenes cubanos "quieren ver un cambio en sus vidas, y la charla revolucionaria suena para muchos como una distracción", destaca The New York Times.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG