Enlaces de accesibilidad

A la espera de Cuba en Washington para cumbre energética


Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, organiza la Cumbre de Energía.

La meta del encuentro, dirigido de nuevo por el vicepresidente Biden, será abordar soluciones a la vulnerabilidad de numerosos países a las oscilaciones del precio del petróleo.

A horas del inicio de la Cumbre de Seguridad Energética del Caribe y Centroamérica, en Washington DC, Cuba no ha confirmado su participación. Así lo expresó un funcionario gubernamental estadounidense en conferencia con los medios informativos.

Los días 3 y 4 de mayo, una docena de dignatarios caribeños y centroamericanos estarán en la capital estadounidense para estudiar cómo la región puede lograr autosuficiencia energética a largo plazo.

El funcionario estadounidense destacó que la cumbre energética no es una reacción a factores aislados como la adversa coyuntura que atraviesa la economía de Venezuela, cuyo programa PetroCaribe ha subsidiado petróleo a numerosos países de la región durante más de una década.

La participación de Cuba es seguida con interés por los medios de prensa, pues en la hoja informativa que distribuyó la Casa Blanca en marzo, antes de la visita del presidente Obama a Cuba, constaba que Estados Unidos invitaba a La Habana a participar en la cumbre energética junto a los países del Caribe y Centroamérica.

En julio del 2014 el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, anunció la "Iniciativa para la seguridad energética del Caribe", destinada a reducir la dependencia de la región de los "costosos combustibles y electricidad importados", con la promesa de financiar proyectos para generar energía.

La primera cumbre se realizó en la capital estadounidense en enero de 2015 y asistieron una docena de mandatarios del área, excepto Cuba.

En la cita participaron delegaciones de Antigua y Barbuda, las Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, República Dominicana, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago y representantes de la Comunidad del Caribe (Caricom), así como representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Los funcionarios gubernamentales afirmaron este viernes que el objetivo del encuentro, que de nuevo dirigirá el vicepresidente Biden, será abordar soluciones a la vulnerabilidad de numerosos países a las oscilaciones del precio del petróleo.

Los funcionarios señalaron que antes que existiera PetroCaribe muchos países eran dependientes al crudo mexicano, pero que en la actualidad nuevas tecnologías facilitan la implementación de energías alternativas menos contaminantes.

Los informantes dijeron que si bien muchos países aún reciben petróleo subsidiado venezolano, existe interés en la región para buscar otras fuentes energéticas pese a que el precio del crudo se ubica actualmente en un rango de entre $20 y $30 el barril; y lo comparan con los $100 que alcanzó hace más de un año.

Aunque no hay indicios de que Venezuela vaya a cancelar PetroCaribe, existe incertidumbre sobre la viabilidad del programa debido a la profunda recesión que atraviesa la nación suramericana y a la drástica caída en los precios del petróleo.

Washington espera una numerosa participación de centroamericanos y caribeños en la reunión, que servirá para presentar las conclusiones de una comisión anunciada por el presidente Barack Obama durante su visita a Jamaica en abril de 2015, con la meta de identificar qué medidas serían necesarias para propiciar una reforma energética en la región.

Justo después de abordar el tema energético, los visitantes tendrán esa jornada una segunda sesión sobre seguridad regional con representantes de diferentes entidades gubernamentales estadounidenses.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG