Enlaces de accesibilidad

Cuba continúa sin solicitar ayuda humanitaria por Irma a EEUU


Soldados estadounidenses descargan botellas de agua para las víctimas del terremoto del 2010 en Haití.

“Todo lo que hacemos es por solicitud de los gobiernos”, reiteró el jueves un directivo de los Equipos de Respuesta a Desastres de la USAID.

El gobierno cubano nunca solicita ayuda humanitaria de Estados Unidos en casos de desastres naturales, un requisito formal para que los cubanos damnificados por el ciclón Irma pudieran recibir los suministros del país mejor preparado para hacerlo, se ratificó el jueves en una teleconferencia organizada por el Departamento de Estado.

En la rueda de prensa, enfocada en la respuesta estadounidense al huracán María, participaron el Embajador Kenneth Merten, Subsecretario Adjunto Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental, y también Coordinador Especial para Haití; y Tim Callaghan, líder de un Equipo de Asistencia para Respuesta a Desastres (DART) de la USAID, que ha coordinado la ayuda en la isla franco-holandesa de Saint Marteen, devastada por Irma.

El Embajador Merten fue preguntado acerca de si la ausencia de Cuba entre los países y territorios azotados por huracanes a los que Washington está proporcionando ayuda se debía a que La Habana no la ha solicitado, o al cambio de política hacia la isla anunciado en junio por el presidente Trump.

“Los cubanos típicamente no piden ayuda”, señaló Merten. “Me cuesta mucho recordar si los cubanos alguna vez nos han pedido ayuda después de un huracán o algún tipo de desastre natural. Ahí está su respuesta”.

Por su parte Callaghan precisó que todo lo que hace la USAID en materia de ayuda humanitaria en casos de desastre “se basa en las peticiones. Todo lo que hacemos se basa en las solicitudes de los gobiernos”.

La solicitud de ayuda es lo que desencadena el procedimiento. Una vez recibida, la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA), de la USAID envía un equipo DART de expertos para evaluar las necesidades sobre el terreno.

Luego se procede al envío y distribución de la ayuda inmediata, que comprende medicinas y materiales de primeros auxilios, raciones de alimentos, tiendas de campaña o láminas de plástico para reparar techos y paredes, agua embotellada y pastillas para clorar la que sale por los grifos, generalmente fangosa.

Aunque La Habana nunca ha pedido ayuda por desastres naturales a EE.UU., el senador pro-acercamiento Patrick Leahy dijo la semana pasada al diario USA Today que eso no significa que no la recibirían si fuera ofrecida, y que Washington debería tomar la iniciativa.

Pero eso ya sucedió en el pasado y no resultó. Washington sí se adelantó a ofrecer ayuda humanitaria en julio de 2005, tras el paso del huracán Dennis por la isla, pero el gobierno de Fidel Castro rechazó la oferta, así como la solicitud de permitir el despliegue de un Equipo DART.

Mientras tanto, los miles de víctimas de Irma en la mayor de las Antillas desesperan por ayuda, venga de donde venga, para levantarse de entre los escombros de sus casas sin techo.

(Redactado por Rolando Cartaya con información del Departamento de Estado, USA Today y OFDA-USAID)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG