Enlaces de accesibilidad

El comercio con Cuba no conducirá al fin del régimen comunista


Una pareja de turistas camina por una calle de La Habana.

Suchlicki: "En primer lugar, los hermanos Castro y sus aliados no son ingenuos, los turistas estadounidenses no tienen ninguna posibilidad de subvertir su régimen e influir en los acontecimientos internos".

En su discurso de 18 de noviembre en la Organización de los Estados Americanos, el secretario de Estado John Kerry no pudo ser convincente para mantener las sanciones de Estados Unidos contra el régimen comunista de Cuba, publica hoy en The New York Times le historiador y académico Jaime Suchlicki.

Si bien señala correctamente que la Doctrina Monroe ya no es válida, Kerry insistió en que la política de "pueblo a pueblo ", de los viajes y visitas de los estadounidenses con licencia a Cuba, está teniendo un impacto supuesto en la penetración del sistema comunista.

Si la prohibición de viajar y el embargo han terminado unilateralmente ahora por parte de los EE.UU., ¿qué herramienta habrá entonces para fomentar el cambio en Cuba y negociar por del gobierno de los EE.UU. en un régimen futuro?

Sus suposiciones son incorrectas. En primer lugar, los hermanos Castro y sus aliados no son ingenuos, los turistas estadounidenses no tienen ninguna posibilidad de subvertir su régimen e influir en los acontecimientos internos.

En segundo lugar, los turistas estadounidenses no van a llevar la democracia a Cuba. En las últimas décadas varios millones de turistas de Europa , Canadá y América Latina han visitado la isla, y nada ha cambiado. En todo caso, Cuba es más represiva, con el aparato estatal fortalecida por la afluencia de dólares de los turistas.

En tercer lugar, el turismo y el comercio no conducen a los cambios económicos y políticos. Ningún estudio que conozco ha encontrado que el turismo, el comercio o las inversiones tenían nada que ver con el fin del comunismo en Europa del Este y la Unión Soviética. Un sistema económico desastroso, la competencia con Occidente, los sucesivos cambios de liderazgo sin legitimidad, un partido comunista corrupto y débil, el sentimiento anti - soviético en Europa del Este y la derrota en la guerra soviética en Afganistán se encuentran entre las razones del cambio.

Afirmaciones repetidas de que el embargo es la causa de los problemas económicos de Cuba son huecas. Las razones de la miseria económica de los cubanos son un sistema político y económico fracasado. Al igual que los sistemas comunistas de Europa del Este, el sistema de Cuba no funciona, ahoga la iniciativa y la productividad y destruye la libertad y la dignidad humanas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG