Enlaces de accesibilidad

Cierran por irrentables cientos de cooperativas creadas por Fidel Castro


Pese a contar con el 28% de las tierras, las UBPC sólo aportan a los mercados estatales el 12% de las viandas, hortalizas y granos

Más de 400 de las Unidades Básicas de Producción Cooperativa fundadas en 1993 daban pérdidas y acumulaban deudas.

La cifra de Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) que cultivaban tierras estatales y que han sido disueltas por falta de rentabilidad en Cuba se eleva a más de 400 en los últimos cinco años.

Ricardo Monzón, un responsable del Ministerio de Agricultura, dijo que "295 Unidades Básicas de Producción Cooperativa fueron cerradas desde agosto de 2012 hasta la fecha", lo que eleva a 434 su número desde 2008. Las cooperativas cerradas "no generaban las utilidades necesarias para su autofinanciamiento", explicó Monzón a la televisión cubana.

Destacó que la disolución de las UBPC no rentables forma parte de un plan aprobado por el gobierno en 2012 para lograr una gestión más eficiente de estos entes.

Monzón dijo que las deudas de las cooperativas con el sistema bancario nacional, que es todo estatal, "están renegociadas", mientras que las adquiridas con otras empresas "se encuentran en un proceso de financiación de hasta 25 años".

Las UBPC, que actualmente son 1.172, fueron creadas en 1993, después del derrumbe del comunismo en Europa, a partir de las antiguas granjas del pueblo, cuyos trabajadores asalariados recibieron las tierras estatales en usufructo.

Tras sustituir a su enfermo hermano Fidel en 2006, Raúl Castro ha introducido medidas para estimular la producción de alimentos, un asunto que él considera "estratégico" para un país que importa el 80% de lo que comen sus 11,1 millones de habitantes.

Las reformas han autorizado a campesinos y cooperativas a vender directamente parte de su producción a hoteles, restaurantes y mercados agrarios, lo que ha ampliado paulatinamente la oferta. Sin embargo, su impacto ha sido limitado, y el país deberá desembolsar este año unos 1.900 millones de dólares para importar alimentos, una pesada carga para sus finanzas.

UN ENFOQUE INDEPENDIENTE

En 2012, a propósito del nuevo reglamento dirigido a otorgar más autonomía a las UBPC y lograr su eficiencia y rentabilidad, el recién fallecido economista independiente Oscar Espinosa Chepe las describió como “un proyecto fracasado desde sus inicios”.

Chepe señalaba que a pesar de poseer 1,7 millones de hectáreas —el 28% de la superficie cultivable de la isla— sólo aportaban el 12,0% de las viandas, hortalizas y granos, y el 17,0% de la leche de la producción nacional. Al término del 2010, el 15,0% de ellas cerraron con pérdidas, y las pertenecientes al Ministerio de Agricultura, MINAG, acumulaban una deuda total de 2. 112 millones de pesos.

El economista y periodista independiente tampoco auguraba una mejoría a estas entidades a partir del nuevo reglamento, ya que éste mantenía la camisa de fuerza de los planes trazados desde el MINAG, la firma de contratos correspondientes a la “demanda estatal planificada”, y precios fijados por los organismos centrales.

Emiliano González, un pequeño agricultor independiente en Los Hornos, provincia Granma, le dijo a martinoticias.com que estas cooperativas son disfuncionales debido a que son asfixiadas por la ineficiente burocracia estatal, de la que dependen. Puso el ejemplo de una cosecha de arroz que se perdió porque a la hora de segar no había la maquinaria.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:51 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG