Enlaces de accesibilidad

Oposición en Sudáfrica critica ayuda millonaria a Cuba


El embajador cubano en Pretoria, Carlos Fernández de Cossio (d) y el ministro de Comercio Rob Davies.

La ayuda a Cuba por más de 30 millones de dólares, prometida en el 2010 por el presidente Zuma, le fue entregado a La Habana para reparar daños ocasionados por los huracanes Gustav, Ike y Paloma, que azotaron la isla en el 2008.

El gobierno del presidente Jacob Zuma aprobó el envío a Cuba de casi 31 millones de dólares (350 millones de rands) por concepto de “asistencia económica”, según informó a la prensa el ministro sudafricano de Comercio e Industria, Rob Davies y firmó junto al embajador cubano en Sudáfrica, Carlos Fernández de Cossio, el acuerdo de asistencia económica.

El embajador cubano en Pretoria, Carlos Fernández de Cossio, habla con la prensa.
El embajador cubano en Pretoria, Carlos Fernández de Cossio, habla con la prensa.

El dinero, que será entregado en tres partes, irá destinado al desarrollo agrícola y la reconstrucción de infraestructuras dañados por el paso de los huracanes Gustav, Ike y Paloma, que afectaron la isla en 2008, especificó el ministro, mendiante un comunicado emitido el 27 de septiembre, donde se especifica que "el paquete estimulará el comercio bilateral entre Sudáfrica y Cuba”.

El acuerdo incluye una línea de crédito de 210 millones de rands, $40 millones para la compra de semillas de Sudáfrica y cualquier otro país del mundo, y 100 millones para la adquisición de bienes sudafricanos.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, había propuesto a Cuba esta ayuda durante su visita en diciembre de 2010, pero se tardó cuatro años en concretarse la entrega, indicó Davies.

“es una ironía trágica que Sudáfrica esté ayudando a financiar a un régimen que le niega a sus ciudadanos las mismas libertades democráticas que tanto costaron en nuestro propio país”.

El principal partido opositor del país, la Alianza Democrática, criticó el acuerdo y así lo expuso en un parte de prensa de esa agrupación parlamentaria, donde afirman que “esta entrega de 350 millones de rands supone un mal uso del dinero público. Condenamos esta entrega con la mayor firmeza”, dijo el diputado opositor Geordin Hill-Lewis.

“La falta de liquidez en el presupuesto sudafricano es bien conocida. No podemos permitirnos darle ese dinero a Cuba sólo por mantener los vínculos políticos”, añadió.

Además, según él, “es una ironía trágica que Sudáfrica esté ayudando a financiar a un régimen que le niega a sus ciudadanos las mismas libertades democráticas que tanto costaron en nuestro propio país”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG