Enlaces de accesibilidad

Aumenta hurto y sacrificio de reses en Pinar del Río


Reporta Cuba Vacas

Comer carne de res en Cuba se ha convertido en un pecado capital y los cubanos tienen que conformarse con el famoso picadillo de soya que venden por la libreta de racionamiento.

El incremento del hurto y sacrificio del ganado mayor y las elevadas muertes por falta de alimentación para el ganado afectan al municipio de San Juan y Martínez en Pinar del Río según destaca la comunicadora Sandra Heces Ramos en una crínica publciada en la revista digital Panorama Pinareño.

Reporta Cuba Picadillo de soya Foto Yriade Hernández
Reporta Cuba Picadillo de soya Foto Yriade Hernández

Comer carne de res en Cuba se ha convertido en un pecado capital y los cubanos tienen que conformarse con el famoso picadillo de soya que venden por la libreta de racionamiento una vez al mes.

Reinier Hernández agricultor de la zona dijo a la reportera que el mayor culpable de lo que ha estado ocurriendo es el Estado por tener vigente una ley que prohíbe el sacrificio legal de estos.

Las leyes cubanas sancionan con penas de entre cuatro y diez años de cárcel a las personas que incurran en el delite de “sacrificio no autorizado de una res".

También sanciona a ocho años al que venda, transporte o comercie carne de vacas sacrificadas sin autorización estatal y el que la compre hasta un año.

XS
SM
MD
LG