Enlaces de accesibilidad

La caída del atletismo cubano en Moscú


Los medallista del salto, Pedro Pablo Pichardo (i), el estadounidense Will Claye (d) y el francés Teddy Tamgho al centro.

El resultado es por tanto negativo en un momento especialmente controvertido tras los problemas con Dayron Robles.

Cuba, la gran potencia histórica del atletismo latinoamericano, vivió un Mundial de Moscú decepcionante, donde la isla sólo pudo sumar una plata y dos bronces, un balance por debajo de las expectativas que agrava su caída competitiva en este deporte, en plenos ecos de la suspensión a Dayron Robles.

El explusmarquista mundial de 110 metros vallas no estuvo en esta ocasión por el conflicto con su Federación nacional, que le consideró en falta de indisciplina por competir en Europa sin su permiso, y la estrella de la delegación fue esta vez el joven Pedro Pablo Pichardo, segundo en el triple salto este domingo en el último día de la competición.

Antes, la isla se había colgado en Moscú dos bronces, uno de ellos en el salto con garrocha de la mano de Yarisley Silva, plata olímpica en 2012. La otra medalla de bronce de Cuba en Moscú fue conseguida por una habitual del medallero, Yarelis Barrios, en el lanzamiento de disco, donde había sido plata en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 y en los Mundiales de Osaka-2007 y Berlín-2009, además de bronce hace dos años en el Mundial de Daegu-2011.

La presea de Barrios, la primera conseguida por el equipo cubano en esta edición, fue la número 50 para el país en su historia en el evento, donde ha vivido actuaciones mucho más positivas.

Lejos parecen quedar ya los Mundiales de Atenas-1997, donde se consiguieron cuatro oros en un total de seis medallas, o el de Edmonton-2001, donde también se sumaron seis metales, entre ellos tres dorados. En Daegu-2011, Cuba había tenido cuatro medallas, una plata y tres bronces, en un balance que ya fue considerado decepcionante, sobre todo porque el país se quedó sin oro mundial por primera vez en veinte años.

En los Juegos Olímpicos de Londres se lograron dos metales, la plata de Silva en pértiga y un bronce de Leonel Suárez en decatlón, por lo que esta actuación en Moscú mejora ligeramente lo vivido en tierras británicas, pero empeora lo logrado en el último Mundial en Corea del Sur.

"Tenemos esperanzas de que la delegación quede mucho mejor que en Daegu-2011. Estoy muy optimista", dijo a Radio Habana Cuba el presidente de la Federación Cubana de Atletismo, Alberto Juantorena, antes del viaje a Moscú. El resultado es por tanto negativo en un momento especialmente controvertido tras los problemas con Dayron Robles, oro olímpico en Pekín-2008 y que ganó la prueba de 110 metros vallas en el Mundial de 2011, antes de ser descalificado por una obstrucción.

Orlando Ortega, sexto en los Juegos Olímpicos en los 110 metros vallas, fue una de las decepciones, con su eliminación en primera ronda, después de haber estado sancionado por su Federación, algo que cree que fue determinante. "He estado dos meses parado, sin entrenar. No estoy contento, me siento muy mal. Estar sancionado afectó mucho. Fue una sanción muy injusta, pero no es momento de entrar en esos detalles", explicó tras la prueba.

Moscú-2013 supuso también despedidas importantes. Yarelis Barrios dijo tras su bronce que está ante su "probable retirada" y la que sí se retiró definitivamente fue la lanzadora de martillo Yipsi Moreno, sexta en la final de su prueba. "Ya está. Se acabó. Ya era el momento, ya era la hora", señaló Moreno a la AFP, tranquila y convencida de que la decisión que ha tomado es la mejor. Atrás deja un palmarés impresionante, donde luces especialmente tres títulos mundiales (2001, 2003, 2005) y dos platas olímpicas (2004, 2008)
XS
SM
MD
LG