Enlaces de accesibilidad

¿Por cuál candidato se apuesta para la transición cubana?


Archivo - Raúl Castro (i), conversa con el exgobernante brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (d ) en el aeropuerto José Martí de La Habana (Cuba).

El 2013 será un año de definiciones en la transición cubana, aunque la mayoría de los cubanos sean pesimistas sobre el tema,

A fines de enero, un muy moderno auto Peugeot, con matrícula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, aparcaba frente a la sede provincial del Partido Comunista en la ciudad de Bayamo. No es extraordinario. El general de brigada Arnaldo Tamayo y el súper-comandante Ramiro Valdés, también lo hacen en autos franceses. Los jerarcas cubanos del ejército y la policía dejaron atrás los autos soviéticos y chinos.

El 2013 será un año de definiciones en la transición cubana, aunque la mayoría de los cubanos sean pesimistas sobre el tema, por estar en el ojo del huracán, por ser ignorantes de lo que sucede o por estar tan comprometidos con la dictadura, que prefieren que todo quede tranquilo, muy tranquilo, pues no saben qué lugar ocuparán en el nuevo escenario.

Al que tenga dudas, que revise la información sobre la apoteósica recepción que el pueblo de Pinar del Río dio al lanzador de las Grandes Ligas José Ariel Contreras, considerado un apóstata por la dictadura durante diez años.

Del lado de allá del aeropuerto de Rancho Boyeros, las cosas se ven diferentes. En el mes de enero, tres importantes visitas llegaron a La Habana y cada una de ellas apuesta por un actor diferente.

El ex presidente de Brasil Luis Ignacio Da Silva regresó a Cuba supuestamente para la III Conferencia por el Equilibrio del Mundo, una suerte de reunión de adoradores de los Castro y de su dictadura. Frei Betto, Álvaro Colóm, Leonel Fernández e Ignacio Ramonet son algunos de los especimenes que asistieron

Pero la verdadera razón de Lula era visitar, por segunda vez desde su "ex presidencia", las obras que se realizan en el puerto de Mariel, unos 30 kilómetros al oeste de La Habana. Acompañado del dictador y del grupo de militares al frente de la construcción, Lula envió una señal de apoyo al grupo más duro del gobierno, de cara a los nuevos eventos.

Diferente es la actitud de Francia: entregó a Eusebio Leal La Orden de la Legión de Honor, en grado de Comendador, a través del Presidente del Senado, Jean Pierre Bell. La entrega de la condecoración es todo un símbolo de la tendencia francesa de estimular a los que tienen una imagen de más apertura dentro del Comité Central comunista, organización a la que pertenece Leal. Mientras, adelanta todos los negocios que pueda a través de su embajador, Jean Medelson.

A 180 grados está la posición de nuestro vecino del norte. A mediados de enero, el gobierno norteamericano envió a la isla al Jefe del Buró Cuba en el Departamento de Estado. Jeffrey Salaise se reunió en dos encuentros por separado con personalidades de la oposición democrática y la sociedad civil.

En los encuentros, en un clima de respeto mutuo y debate amplio, de aproximadamente dos horas cada uno y donde participaron Damas de Blanco, abogados, periodistas, historiadores, blogueros y laicos, se discutió sobre la percepción de la actualidad y de las oportunidades y retos de la sociedad cubana. Un diálogo complejo y con puntos de vista encontrados, pero que indica el nivel de madurez de las fuerzas prodemocráticas de la oposición.

De cara a lo que parece ser un año definitorio en la construcción democrática, los actores se posesionan.

Publicado en Primavera Digital el 11 de Febrero del 2013

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG