Enlaces de accesibilidad

Un cubano gran actor de reparto


Yul Vazquez posa en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Miami durante presentación de serie de televisión "Magic City".

Su próxima aparición en pantalla grande llegará en septiembre con "Runner Runner", un thriller producido por Leonardo DiCaprio y protagonizado por Ben Affleck y Justin Timberlake,

Los amantes de la comedia de los 90 "Seinfeld" lo recordarán como "el furioso puertorriqueño gay", pero desde entonces el cubano Yul Vázquez se ha abierto camino como actor secundario hasta aterrizar en la lujosa atmósfera de la mafia miamera de "Magic City".

En la serie el actor de 45 años encarna al cubano Víctor Lázaro, brazo derecho del protagonista Ike Evans (Jeffrey Dean Morgan), el dueño de un hotel de lujo que funciona como epicentro de una corrupta sociedad naciente.

"Magic City", que se sube a los hombros de "Mad Men" y "Boardwalk Empire" en su cuidado aspecto visual, se desarrolla durante el boom de Miami entre fines de los años 50 y comienzos de los 60, cuando la ciudad atrajo a un diverso caldo de estrellas del espectáculo, mafiosos e inmigrantes cubanos.

En ese escenario se despliegan glamourosos vestuarios, atractivas mujeres a menudo desnudas, coches lujosos y exteriores despampanantes, en medio de una trama de telenovela que se centra en el romance, el dinero, el poder y el sexo.

Cuando se le pregunta sobre el trasfondo histórico en el que se basa la serie, que entró el mes pasado en su segunda temporada, Vázquez -quien como su personaje fue criado en Miami tras el exilio cubano-- lo califica como "mucho más personal de lo que se puede mostrar en la pantalla".

"Es la vida de mi familia en realidad. Mi tío peleó en la Bahía de Cochinos, fue prisionero político en Cuba por dos años", agregó, refiriéndose a la invasión de cubanos exiliados que intentaron en 1961 derribar al joven Fidel Castro. Pero si bien su papel en la serie de Mitch Glazer tiene pocas apariciones, Vázquez considera que el director se ocupó de dar a todas las aristas de la historia -en particular al cruce entre la mafia judía y la inmigración cubana- una dimensión propia.

"Cuando hay una serie con tantos personajes, es difícil darle a todos mucho tiempo, pero Mitch -quien nació en Miami Beach y trabajó de adolescente en los hoteles míticos de la ciudad- siempre se preocupó mucho de que se le diera a los cubanos lo más posible, porque es una de las historias de la serie", señaló.

Eterno actor secundario de la televisión estadounidense (tiene apariciones en "Fringe", "Sex and the City" y "La ley y el Orden", entre otras), Vázquez logró un papel memorable con "el furioso puertorriqueño gay", un personaje recurrente de la comedia de los años 90 "Seinfeld".

"Vino del cielo", recordó el actor. "De pronto me dicen que tengo una reunión con Jerry (Seinfeld) y con Larry David (coguionista y productor) y me hablan del personaje, que no estaba concebido como latino. Y yo tuve una idea. Hice una imitación de mi mamá. Ella fue una persona super intensa y, cuando se lo enseñé a Jerry y Larry, les encantó".

Luego vinieron tres películas dirigidas por Steven Soderbergh ("Traffic", 2000, y las dos partes de "Che", 2008), además de participaciones en "La guerra de los mundos" (2005), de Steven Spielberg, y "American Gangster" (2007), de Ridley Scott.

Tras comenzar su carrera artística tocando la guitarra en una banda en Nueva York, Vázquez fue nominado en 2011 a un premio Tony -los Óscar de Broadway- por su papel en el musical "The Motherfucker with the Hat".

Su próxima aparición en pantalla grande llegará en septiembre con "Runner Runner", un thriller producido por Leonardo DiCaprio y protagonizado por Ben Affleck y Justin Timberlake, donde el cubano interpreta "a un personaje super chévere, un delegado de Costa Rica corrupto que viene del mundo del 'online gaming'".

Recomendamos

XS
SM
MD
LG