Enlaces de accesibilidad

"Se acabó la fiesta" de los delincuentes


Foto de archivo de Juan Orlando Hernández (c).

Así manifestó el presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, al referirse a dirigentes del partido Libertad y Refundación de Manuel Zelaya.

El presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, acusó este viernes a dirigentes del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) del exmandatario Manuel Zelaya de estar coludidos con el crimen organizado, en un discurso en el Congreso.

En la ceremonia de condecoración del jefe de inteligencia policial del gobierno, Julián Pacheco, el presidente electo, que tomará posesión el 27 de enero, sentenció que con su llegada al poder "se acabó la fiesta" de los delincuentes.

"Les quedan muy pocos amigos a los extorsionadores, a los mareros, a la gente del crimen organizado, dentro de esos pocos amigos hay unos dirigentes del partido Libre (libertad y Refundación, izquierda) que los apoyan", sentenció.

Hernández, a la vez presidente del Congreso, recomendó a los dirigentes de Libre que no sigan en ese "apoyo" porque "de lo contrario caen en colusión" con el crimen.

La principal contendiente de Hernández, candidato del Partido Nacional (PN, derecha), en las elecciones del 24 de noviembre fue la candidata de Libre Xiomara Castro, esposa de Zelaya, quien junto a su marido denunció que había sido víctima de un fraude por parte del oficialismo.

El próximo Congreso estará conformado por 49 diputados del PN y 79 de la oposición, entre ellos 37 de Libre.

Zelaya, derrocado por una conspiración político militar el 28 de junio de 2009, dijo a la AFP que "las declaraciones de Juan Orlando Hernández son un acto de terrorismo de Estado al que estamos sometidos desde el golpe de Estado".

"Le exigimos que dé nombres de a quiénes acusa", demandó, y subrayó que las "amenazas (del presidente electo) son irresponsables, dignas de un dictador de patio".
XS
SM
MD
LG