Enlaces de accesibilidad

CPJ, Obama y la prensa independiente en Cuba


Carlos Lauría, director del programa para las Américas del CPJ

Nuestra principal expectativa es que el presidente Obama se reúna con integrantes de la prensa alternativa, no para cubrir la visita, sino como interlocutor en el diálogo", afirmó Elaine Díaz Rodríguez.

Cuando Obama llegue a Cuba la semana próxima para una visita -la primera de un mandatario estadounidense desde 1928- encontrará un panorama de prensa independiente acosada por la censura que se ha desarrollado de manera significativa en la última década.

Si bien el surgimiento de una blogosfera independiente se remonta a comienzos de 2007, cuando los primeros blogs aparecieron con seudónimos, en los últimos cinco años este espacio ha sufrido un cambio sustancial, según lo documentado por el CPJ.

Nuestra principal expectativa es que el presidente Obama se reúna con integrantes de la prensa alternativa, no para cubrir la visita, sino como interlocutor en el diálogo", afirmó Elaine Díaz Rodríguez, directora de Periodismo de Barrio, un sitio web dedicado a informar sobre el cambio climático y el impacto de los desastres naturales en las comunidades.

Díaz, quien se convirtió el año pasado en la primera periodista cubana en recibir una beca Nieman de la Universidad de Harvard, indicó que un encuentro tal con Obama serviría para validar al periodismo en la isla. "No resolverá nuestros problemas, pero ayudará en términos de legitimidad y reducirá nuestras vulnerabilidades", sostuvo en diálogo telefónico con el CPJ desde La Habana.

Activistas de libertad de prensa y periodistas cubanos que conversaron con el CPJ, señalan a Yoani Sánchez, de 40 años y fundadora de Generación Y, como la pionera de la comunidad bloguera.

El gobierno cubano, que mantiene un marco legal restrictivo que prohíbe el periodismo independiente, también ha instado a los ciudadanos a ser más críticos. En un discurso ofrecido en diciembre de 2010 ante la legislatura, el general Raúl Castro afirmó: "No hay que temerle a las discrepancias de criterios, las diferencias de opiniones, que siempre serán más deseables a la falsa unanimidad basada en la simulación y el oportunismo. Es por demás un derecho del que no se debe privar a nadie".

Sin embargo, grupos de defensa de los derechos humanos, incluyendo a la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, han denunciado acoso como la detención temporaria de disidentes, que no sólo continúa siendo generalizada sino que se ha incrementado.

Para Díaz, que fue profesora de la Universidad de La Habana, la idea de iniciar un proyecto periodístico tuvo origen en la Universidad de Harvard tras una clase sobre medios participativos dictada por el co-fundador de Global Voices, Ethan Zuckerman. "Pensé en algo pequeño que no fuera visto como una amenaza por los medios del estado", afirmó Díaz. Era consciente de que el medio funcionaría en un limbo legal ya que la constitución cubana no permite la existencia de medios privados. La constitución cubana otorga al Partido Comunista el derecho a controlar los medios de comunicación y por ley deben ser "conforme a los fines de la sociedad socialista", según la investigación del CPJ.

Lanzado en octubre de 2015, Periodismo de Barrio tiene cuatro reporteros y unos pocos colaboradores en las provincias. El sitio es dedicado a temas como vivienda, abastecimiento de agua y comunidades afectadas por desastres naturales. Algunos informes tienen puntos de vista críticos dirigidos en especial a las autoridades a nivel local, señaló Díaz. Explicó que las autoridades locales aceptan la crítica y agregó: "No ofrecemos soluciones pero proponemos un debate. Los gobiernos locales nos miran como un aliado, incluso cuando informamos sobre temas sensibles". Un artículo el mes pasado sobre una serie de propiedades en La Habana central que están en riesgo de derrumbarse fue bien recibido por las autoridades, destacó Díaz.

Ted Henken, presidente de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana (ASCE, por sus siglas en inglés), una organización de investigación sin fines de lucro, y profesor asociado de Baruch College en Nueva York, afirmó al CPJ que la blogosfera cubana es en la actualidad un espacio bien desarrollado y diverso, mientras los periodistas cubanos siguen buscando formas confiables de acceder a la internet. "Algunos de ellos han llegado a la conclusión de que un blog es como artículo de opinión y no utiliza la amplia gama de técnicas periodísticas y posibilidades", subrayó.

Henken, quien ha escrito en forma extensiva sobre la evolución de la blogosfera cubana, afirmó que un número importante de periodistas está produciendo un trabajo informativo mucho más profesional en formato digital.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG