Enlaces de accesibilidad

Acusan de corrupción a jefes del puerto de Cienfuegos


Crucero atracado en la Bahía de Cienfuegos.

La denuncia de tres estibadores involucra a directivos del puerto en casos de robo de mercancía y maltrato a los trabajadores.

Tres trabajadores portuarios denunciaron las lamentables condiciones de trabajo y la corrupción de funcionarios del puerto de Cienfuegos, quienes los habrían despedido por sus reiteradas protestas ante estas irregularidades, reportó el periodista independiente Alejandro Tur Valladares.

Los reclamos de los estibadores que habrían provocado primero el retiro del monto en divisa de sus salarios en varias ocasiones y, luego, sus despidos, involucran a directivos del puerto en casos de robo y maltrato a los trabajadores, entre otros incumplimientos de las regulaciones laborales en el país.

Roque Iván Martínez Verdarray, Jorge Alfaro Padilla y Reidier Ennier Esia Rodríguez, quienes trabajaban en la terminal 2 del puerto de Cienfuegos, acusan a los jefes del lugar de ordenar a otros estibadores cubrir faltantes con mercancía clasificada como merma, dijo el periodista en el programa Cuba al Día, de Radio Martí.

"Ellos lograron filmar un video donde aparecen trabajadores bajo el mandato de los funcionarios extrayendo productos de las bolsas para cubrir otras que fueron previamente sacadas del puerto, que de no ser repuestas darían faltante", explicó Tur Valladares.

Los estibadores también criticaron el retorcido sistema de evaluación de su trabajo. Las regulaciones del puerto establecen que cuando una brigada ha superado las 200 toneladas mensuales de mercancía manipulada, las siguientes representan un sobrecumplimiento de la norma y deben ser pagadas como tal.

"Dormían a la intemperie cuando había carga para el otro día estar lo más temprano posible. No iban siquiera a sus casas. Continuaban la faena con el propósito, por supuesto, de cumplir lo que habían pactado y poder tener estos beneficios económicos", dijo Tur Valladares.

Sin embargo, los funcionarios en lugar de evaluar el esfuerzo exclusivo de esa brigada, sumaban las toneladas cargadas por todas las brigadas del puerto, incluidas las incumplidoras, y solo entonces determinaban si había sobrecumplimiento. El resultado: No se pagaba el sobrecumplimiento que los trabajadores merecían.

Otra de las críticas a la administración que les habría costado sus puestos se debió a la carencia de implementos de protección e higiene del trabajo, como "nasobucos" para protegerse de residuos de cargamentos con sustancias tóxicas.

Martínez, Alfaro y Esia, quienes permanecen desempleados desde hace dos semanas, aseguran que el sindicato de trabajadores del puerto y otras instancias encargadas de los derechos de estos, han hecho oídos sordos a sus peticiones de ayuda.

"Cuando fueron a reclamar ante el sindicato, lejos de solidarizarse con su problema, le dijeron que lo mejor que hacían era renunciar, porque su caso había salido expuesto por Radio Martí y que eso era un problema político", contó Tur Valladares.

Los trabajadores que representan al sindicato temen las represalias de sus superiores en el puerto, que podrían incluir el despido. Tur Valladares dijo que esta actitud no solo se encuentra en el sector portuario, sino en todo el ámbito laboral cubano.

please wait

No media source currently available

0:00 0:15:09 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG