Enlaces de accesibilidad

Condenas por corrupción en Egipto


Un tribunal egipcio condenó hoy al exprimer ministro Atef Ebied y al exministro de Agricultura Yusuf Wali a diez años de cárcel por un caso de corrupción en el que está implicado también el empresario Husein Salem, detenido en España, al que la corte sentenció a quince años.

Los condenados fueron encontrados culpables de un caso de venta ilegal de una reserva natural que provocó al Estado egipcio unas pérdidas superiores a 700 millones de libras, según la agencia oficial de noticias Mena.

El Tribunal Penal de Giza impuso a todos los acusados, además de las penas de cárcel, el pago de 796 millones de libras para compensar el desfalco realizado a los fondos públicos, as como una multa de la misma cantidad.

Wali está acusado de vender a Salem entre el año 2000 y 2006 de forma ilegal y a un precio inferior al del mercado unas 40 hectáreas de la isla de Al Temas.

Las investigaciones revelaron que esta isla, situada en la provincia de Luxor, es una reserva natural, en base a una resolución ministerial del año 1998, y por tanto estaba prohibida su venta.

Salem, un empresario egipcio-español, fue detenido en España el pasado junio y está siendo también procesado en rebelda en Egipto por un presunto delito de corrupción, junto a Mubarak y los hijos del expresidente Alaa y Gamal.

El empresario fue condenado en ausencia, al igual que su hijo Jaled, también arrestado en España, y al que el tribunal impuso una pena de quince años de cárcel.

Las autoridades egipcias acusan a Magda y Jaled Salem de blanquear grandes cantidades de dinero que les enviaba desde Egipto su padre.

La Audiencia Nacional española dictó para ellos prisión provisional con fianza de cinco millones de euros, mientras Egipto pide su extradición.

En cuanto a Ebied, jefe de Gobierno entre 1999 y 2004, la corte consideró que tiene responsabilidad sobre este caso por el puesto que ocupaba en esa época.
XS
SM
MD
LG