Enlaces de accesibilidad

Concierto cubano es plato fuerte en filme sobre los Stones


MIck Jagger (d) y Keith Richards durante el primer concierto de los Rolling Stones en La Habana.

Presentes en la premiere, el viernes, del filme "Olé, Olé, Olé!" en el Festival de Cine de Toronto, los guitarristas del grupo, Keith Richards y Ronnie Wood, reiteraron la agradable impresión que les causaron los cubanos. "Espectáculo impresionante", califica Variety.

Este viernes tuvo su estreno mundial, en la sala Roy Thomson del Festival Internacional de Cine de Toronto, el documental “Olé Olé Olé!:A Trip Across Latin America”, que recoge la última gira latinoamericana de los Rolling Stones y concluye con su histórico concierto en La Habana en marzo pasado.

Para el estreno viajaron a Toronto los guitarristas de la banda, Keith Richards, y Ronnie Wood. Richards y Wood hablaron con el Toronto Sun sobre su experiencia en Cuba:

“Me encantaron los cubanos”, dice el primero. “Era en realidad como una pequeña ventana, una especie de tiempo pasado, y uno se pregunta qué es lo que va a ocurrir. Pero fue muy refrescante ver a la gente caminando y mirando los árboles en lugar de texteando y usando sus celulares”

Ronnie Wood (i) y Keith Richards en la alfombra roja del Festival de Cine de Toronto para el estreno del filme Olé Olé Olé.
Ronnie Wood (i) y Keith Richards en la alfombra roja del Festival de Cine de Toronto para el estreno del filme Olé Olé Olé.

“Estábamos noqueados al verlos tan emocionados y agradecidos de que por fin hubiéramos ido”, comentó Wood.

La revista Variety publicó esta semana una de las primeras reseñas sobre el documental de Paul Dugdale, quien estrenará también el 23 de este mes otro filme específicamente dedicado al concierto en Cuba: “Havana Moon: The Rolling Stones Live in Cuba”.

El crítico de Variety, Andrew Barker, señala que “la saga de hacer realidad ese concierto (en Cuba) ─a pesar de intensos forcejeos burocráticos, un cambio de última hora en la fecha relacionado con (la visita de) Obama, y una recriminación del Papa─ ofrece a la cinta su hilo conductor natural, aunque uno se pregunta qué clase de imágenes podría haber guardado Dugdale para su otra película sobre los Stones este año”.

“No obstante, el concierto del 25 de marzo (del cual se incluyen dos canciones completas) es un impresionante espectáculo. La multitud ─algunos claramente familiarizados con la música de la banda, otros probablemente no─ parece decidida a utilizar el evento como una especie de desahogo jubiloso después de la apertura de relaciones diplomáticas con los EE.UU., y la energía es contagiosa”.

“Para estadounidenses y británicos, después de tantos años de ver la música una vez revolucionaria de los 60 despedazada hasta el infinito y convertida en jingles comerciales, es sumamente refrescante ver el efecto que estas canciones tienen en un público más receptivo, para el cual el rock and roll todavía tiene un aura de peligro”.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG