Enlaces de accesibilidad

Piden a Alto Comisionado de ONU para los Refugiados que ayude a migrantes cubanos


Los más de cincuenta cubanos varados en la zona de Nuevo Laredo, en la frontera de México con EE.UU.

Grupos del Encuentro Nacional Cubano urgieron a la ACNUR a interceder por los cientos de cubanos que están varados en la frontera con México.

Grupos opositores cubanos urgieron a la ONU interceder por unos 400 cubanos que están varados en la frontera con México y que esperan allí una señal del presidente de EE.UU., Donald Trump, para decidir qué rumbo tomar.

Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, en Miami (EE.UU.), dijo hoy a Efe que esta semana enviaron una misiva a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en la que le piden proteger a los cubanos "varados".

Los grupos, reunidos en el Encuentro Nacional Cubano, calculan que entre 20.000 y 30.000 cubanos se encuentran "en tránsito" desde Ecuador hasta la frontera de México y EE.UU, tal como lo explican en la carta.

Sánchez señaló que el cubano de a pié por el momento está "paralizado", pero "después va a empezar a entrar a EE.UU. como lo hacen los inmigrantes indocumentados de otros países porque vienen escapando de condiciones adversas".

Dijo que hay "incertidumbre" en la isla, en la frontera y en Miami (Florida), enclave del exilio cubano, donde esta comunidad enfrenta un "vacío" al desconocer cuáles son las intenciones de Trump con Cuba.

La Casa Blanca anunció el viernes que "revisa completamente" la actual política de EE.UU. hacia Cuba, con los derechos humanos como prioridad, pero sin ofrecer más detalles.

Al menos 400 cubanos se han tropezado con el muro que ahora es la
frontera entre México y EE.UU. tras perder hace 22 días las preferencias migratorias por orden del expresidente Barack Obama (2009-2017), que durante sus dos últimos años de mandato impulsó acercamiento diplomáticos y comerciales con la isla.

La puerta de entrada de cubanos sin permisos legales a EE.UU. estuvo abierta hasta el pasado 12 de enero, cuando Obama les removió los beneficios migratorios al cancelar por orden ejecutiva la política de "pies mojados/pies secos" decretada en 1995.

Los cubanos ahora se someten a la decisión de pedir asilo político bajo un argumento de "miedo creíble de regresar a Cuba" y esperar meses detenidos en EE.UU. sin la certidumbre de que será aprobada la solicitud, o devolverse a México y por ahora esperar que Trump revierta la decisión de Obama, como se lo han pedido con carteles en la frontera.

"Después del 12 de enero empezamos con 70 varados y ya son unos 400", manifestó el director de Cubanos en Libertad.

Señaló que algunos de estos inmigrantes "desesperados" se han lanzado al fronterizo Río Grande para luego ser detenidos por la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP, en inglés) y "cerrar así definitivamente su puerta de entrada a EE.UU".

Sánchez dijo que desde el 12 de enero se paralizó también la salida de balseros cubanos de la isla, pero que de igual forma sigue recibiendo llamadas de familias preocupadas por sus parientes que ya habían partido por vía terrestre desde Latinoamérica, en un trayecto de meses y bajo peligrosas condiciones de seguridad y supervivencia.

Desde enero pasado, los cubanos que ingresan de forma ilegal a
Estados Unidos carecen del permiso temporal de residencia y, en caso
de pedir un asilo político, lo tendrán que solicitar en igualdad de
condiciones que el resto de inmigrantes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG