Enlaces de accesibilidad

Colombia exporta experiencia militar


Más de 16 mil personas en 40 países han sido entrenadas por las fuerzas de seguridad colombianas.

Tras décadas de lucha contra guerrillas comunistas y grupos paramilitares, el país ha ido cobrando renombre en el mercado bélico mundial, destaca un reportaje del Financial Times.

Luego de 50 años de combatir a guerrillas de izquierda en escenarios considerados entre los más inhóspitos de cualquier lugar del mundo, Colombia está ahora a la caza de oportunidades para vender en el extranjero sus destrezas militares, según un amplio reportaje que publica el diario Financial Times.

El reportaje apunta que puede parecer irónico que desde el año 2000 Colombia haya recibido asistencia de EE.UU. por más de $4 mil millones de dólares en entrenamiento y equipos militares para respaldar el combate antidrogas y apoyar la seguridad interna del país contra grupos armados como las FARC y el ELN.

Pero después de una década de ofensiva sin cuartel que ha logrado diezmar el poder de las guerrillas, agrega, la fortuna del país ha cambiado, y una de las poderosas razones del cambio ha sido precisamente el endurecimiento de sus fuerzas armadas. Solamente en los últimos dos años, apunta, a manos de ellas las FARC perdieron mil 200 combatientes.

Walther Giraldo, comandante del Fuerte Tolemaida, donde se entrenan las fuerzas especiales colombianas, dijo al periódico que “incluso estamos enseñando a las tropas estadounidenses cómo combatir a ejércitos irregulares y a los chinos cómo convertirse en excelentes francotiradores”.

El Times destaca que “más de 16 mil personas en 40 países han sido entrenadas por las fuerzas de seguridad colombianas en aspectos como la interceptación marítima, lucha en la selva, inteligencia antiterrorista y tácticas para combatir la extorsión, los secuestros y el tráfico de drogas”.

Al cabo de décadas de combate, las fuerzas armadas de Colombia cuentan con 450 mil hombres y su ejército es mayor que el de Brasil, país con una población cuatro veces superior, precisa.

Pero los colombianos no solo están exportando gente y conocimientos sino que también ha empezado a hacer lo mismo con armamento, y en años recientes el fabricante estatal de armas, Indumil, ha desarrollado una nueva generación de fusiles de asalto israelíes Galil ACE. El año pasado casi 750 mil partes de esos fusiles fueron exportados por Colombia a Israel.

El Times pone además de ejemplo a Miguel Caballero, fabricante de productos de protección personal antibalas, cuya compañía empezó a exportar chalecos blindados para funcionarios gubernamentales de India y Nigeria, y abrió una tienda en México que los suministra a políticos y fuerzas de seguridad.

También señala que los Emiratos Árabes Unidos han estado contratando activamente por cientos, aunque de manera no oficial, a tropas colombianas.

En opinión de Caballero, dice el periódico, la ecuación es simple: “Después de tantos años de combates, la gente se da cuenta de que si un producto de seguridad o servicio funciona en Colombia, indudablemente lo hará también en cualquier lugar del mundo”.
XS
SM
MD
LG