Enlaces de accesibilidad

Presidente de Colombia enfrentaría reñida lucha por reelección


En entrevista con la agencia Efe, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, auguró que la paz con las FARC se firmará antes de fin de año.

Sería necesaria una segunda vuelta, en la que Juan Manuel Santos se impondría, según la firma Cifras y Conceptos.

Los colombianos irán a las urnas el próximo 25 de mayo en unos comicios en los que el presidente Juan Manuel Santos es favorito para ganar su reelección, aunque deberá enfrentar en una segunda vuelta a uno de los dos candidatos que mantienen una cerrada disputa para ocupar la segunda posición, Oscar Iván Zuluaga y Enrique Peñalosa.

Todas las encuestas electorales coinciden en que será necesaria una segunda vuelta, el 15 de junio, debido a que ninguno de los candidatos obtendría más del 50 por ciento de los votos válidos.

El sondeo de la firma Cifras y Conceptos mostró que el apoyo a cuatro de los cinco candidatos aumentó, mientras que las cifras de intención de voto en blanco e indecisos bajaron, pese a una campaña caracterizada por la apatía de los electores y la falta de debate entre los aspirantes.

Para la primera vuelta, Santos lograría un 27 por ciento de los sufragios, un aumento de 4 puntos porcentuales frente al sondeo de marzo, de acuerdo con la encuesta que tiene un margen de error de un 2,9 por ciento e incluyó 2.500 entrevistas.

El presidente ha hecho de la búsqueda de la paz interna su principal bandera electoral, y apunta a firmar un acuerdo con la guerrilla para poner fin a un violento conflicto de medio siglo que ha dejado más de 200.000 muertos.

Zuluaga, un ex ministro de Hacienda respaldado por el ex presidente Álvaro Uribe y quien critica la negociación de paz con la guerrilla de las FARC en Cuba, alcanzaría un 19 por ciento de los votos, 8 puntos porcentuales más que en la anterior medición.

Zuluaga, candidato del Centro Democrático, fue quien más subió en intención de voto en la encuesta de Cifras y Conceptos realizada entre el 26 y el 28 de abril en 62 ciudades y pueblos del país.

Peñalosa, un carismático ex alcalde de Bogotá y candidato de la Alianza Verde, alcanzaría un 10 por ciento de los votos en la primera vuelta, una baja de 3 puntos porcentuales en comparación con la encuesta anterior.

Por su parte, Clara López, candidata del izquierdista Polo Democrático, obtendría un 10 por ciento, un alza de un punto porcentual. Más atrás quedaría la ex ministra de Defensa Marta Lucía Ramírez, candidata del Partido Conservador, con un 8 por ciento de los sufragios, un incremento de 3 puntos porcentuales.

Aunque el voto en blanco disminuyó 9 puntos porcentuales a 17 por ciento, se mantiene en niveles altos y supera la intención de voto de tres de los rivales de Santos.

La cifra de indecisos también se redujo a 8 por ciento, desde el 13 por ciento del sondeo de marzo.

Si ninguno de los candidatos logra más de un 50 por ciento de los votos el 25 de mayo, los dos primeros se enfrentarán a mediados de junio en una segunda ronda.

En el caso de un balotaje entre Santos y Zuluaga, el presidente obtendría un 34 por ciento de los votos y el candidato del Centro Democrático un 31 por ciento, lo que representa un empate técnico.

Si la segunda ronda enfrentara al presidente con Peñalosa, Santos lograría un 32 por ciento de los sufragios contra un 28 por ciento del candidato de la Alianza Verde.

Santos también vencería en un balotaje a la candidata del Polo Democrático con un 32 por ciento de los votos contra un 24 por ciento. Y si la disputa fuera con Ramírez, el mandatario lograría un 32 por ciento de los votos contra un 27 por ciento de la candidata conservadora.

Entretanto, Santos, dijo en una entrevista a menos de 3 semanas de la primera vuelta de los comicios presidenciales, que realizar un alto al fuego sería un incentivo para prolongar la negociación con la guerrilla de las FARC.

"Cese al fuego sería un incentivo para prolongar la negociación", dijo Santos en una entrevista concedida a Radio Caracol, en la que afirmó que sin embargo, no tiene un plazo límite para finalizar con éxito el diálogo que inició en noviembre de 2012 en Cuba con las FARC para poner fin a 50 años de conflicto.

Según Santos, el proceso de paz tiene muchas posibilidades de fructificar, ya que afirmó que "las FARC ahora no tienen alternativa", en referencia a los golpes dados a la cúpula del grupo, que cuenta con un contingente de cerca de 8.000 combatientes.

Con respecto a la posibilidad de impulsar también un diálogo con la guerrilla ELN, el segundo grupo rebelde más importante después de las FARC, con cerca de 2.500 combatientes, Santos insinuó que hay algunos contactos. "Estamos en ese coqueteo", afirmó, declinando dar más detalles.

El Gobierno colombiano y las FARC negocian en La Habana y han llegado a acuerdos en dos puntos de una agenda de cinco: desarrollo rural y participación política.

Ahora ambas partes discuten el tema de los cultivos ilícitos y además queda por negociar el abandono de las armas, la reparación de las víctimas y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.
XS
SM
MD
LG