Enlaces de accesibilidad

La coalición internacional bombardea al EI para frenar su avance hacia Kobani


Fotografía facilitada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos que muestra dos cazas estadounidenses sobrevolando el norte de Irak.

Esta mañana, la aviación de la fuerza multinacional liderada por EEUU lanzó varios ataques aéreos contra posiciones de los yihadistas al este y al sureste de Kobani.

Los aviones de la coalición internacional bombardearon el miércoles los alrededores de la ciudad kurda siria de Kobani en un intento de impedir la irrupción del grupo yihadista Estado Islámico (EI), mientras que por tierra las milicias kurdas siguen resistiendo.

Esta mañana, la aviación de la fuerza multinacional liderada por EEUU lanzó varios ataques aéreos contra posiciones de los yihadistas al este y al sureste de Kobani.

El viceministro de Asuntos Exteriores de la Administración autónoma kurda de Kobani, Idris Nuaman, aseguró a Efe por teléfono que estos bombardeos causaron muertos en las filas de los radicales, aunque no precisó su número.

El responsable político destacó que los aviones internacionales tuvieron como blanco un edificio donde estaban concentrados miembros del EI en la periferia meridional de la localidad.

Kobani es uno de los tres enclaves kurdos más importantes de Siria y lleva asediada por el EI desde el pasado 16 de septiembre, cuando los radicales iniciaron una ofensiva para hacerse con su dominio.

La ciudad es fronteriza por su parte norte con Turquía, desde donde entran suministros y refuerzos militares enviados por los kurdos en territorio turco.

Desde el interior de Kobani, el activista Mustafa Bali dijo a Efe en una conversación telefónica que, así como los miembros del EI han conseguido acercarse a menos de tres kilómetros desde el este, por el sur y el oeste los milicianos kurdos los están frenando y se encuentran a unos diez kilómetros de la urbe.

La ofensiva del EI contra Kobani ha originado un éxodo de refugiados kurdos a Turquía y a otras zonas de Siria que asciende a más de 200.000 personas, según las cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Por su parte Francia, que desde hace dos semanas bombardea en Irak las posiciones de la milicia yihadista del Estado Islámico (EI), anunció el miércoles que reforzará su dispositivo militar desplegado en ese país.

"Francia continuará movilizándose en estrecha coordinación con el conjunto de sus socios implicados en una coalición que aumenta", indicó el presidente, François Hollande, en un comunicado en el que transmitió su decisión de "reforzar el dispositivo militar comprometido" en Irak.

Según detalló el Estado Mayor del Ejército, se van a enviar tres cazas Rafale suplementarios, que se sumarán al dispositivo ya desplegado en el Golfo, lo que elevará a nueve el número total de ese tipo de aviones.

El dispositivo aéreo francés en esa zona cuenta ya igualmente con un avión de patrulla marítima y con otro de avituallamiento, según un comunicado oficial.

París prevé también reforzar en los próximos días la participación de los oficiales franceses de enlace en las estructuras de mando aliadas.

Con estas medidas, según el Ejército, se pretende fortalecer el apoyo aéreo ofrecido a las fuerzas iraquíes, y disponer de un medio naval "capaz de participar, en coordinación con los aliados, en el control aéreo del conjunto de medios en la zona".

París, según indicó hoy Hollande, prosigue con su intervención militar "a petición de las autoridades iraquíes, con el objetivo de debilitar a los movimientos terroristas armados presentes en el territorio y para permitir a las fuerzas iraquíes restaurar la estabilidad y la seguridad en el país".

La intervención militar de Francia en Irak, junto a países como Estados Unidos y el Reino Unido, ha llevado al Ejecutivo a reforzar su plan de vigilancia antiterrorista "Vigipirate" con medidas que se adaptarán "a la evolución de la situación".

"Nuestros residentes en el extranjero pueden también contar con el acompañamiento de los servicios del Estado", concluyó la nota difundida por la presidencia francesa.

Actualmente, cazas franceses realizan misiones contra posiciones del EI, mientras que París excluye "absolutamente" el envío de tropas terrestres o extender los bombardeos a Siria.

Ayer se cumplió una semana del inicio de la ofensiva aérea de EEUU y sus aliados árabes contra el EI en el suelo sirio.

XS
SM
MD
LG