Enlaces de accesibilidad

Cruzada contra el cigarrillo en Nueva York


El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

El alcalde Michael Bloomberg respalda un proyecto de ley que prohíbe a las tiendas exhibir ese producto

Tras la resonante derrota sufrida en su intento por prohibir las gaseosas gigantes, el multimillonario Michael Bloomberg se ha embarcado en una cruzada final contra el cigarrillo con la que busca cerrar su legado en materia de salud como alcalde de Nueva York.

Bloomberg, un exfumador que abandonará su cargo el próximo 31 de diciembre tras 12 años, quiere volver "invisible" al cigarrillo a través de un proyecto de ley que prohíbe a las tiendas exhibir ese producto a la venta, una medida inédita en Estados Unidos.

Desde 2002, cuando llegó a la alcaldía, Bloomberg no ha dado respiro a los fumadores con un cóctel efectivo: alzas de impuestos para encarecer el precio del paquete de cigarrillos y prohibición de fumar en oficinas, restaurantes, bares, plazas y playas.

La nueva iniciativa presentada el lunes con bombos y platillos busca proteger a los jóvenes, un segmento que ha resistido a las sucesivas medidas para cercar a los fumadores, según Bloomberg.

Aunque el porcentaje de fumadores en la ciudad cayó de 21,5% en 2002 a 14,8% en 2011, entre los jóvenes se mantiene estable en 8,5% desde 2007, de acuerdo con cifras de la alcaldía.
XS
SM
MD
LG