Enlaces de accesibilidad

La CIA asegura que información extraída de torturas fue crucial para entender a Al Qaeda


Sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en Langley (EEUU), Virginia.

El informe del Comité de Inteligencia del Senado, publicado hoy tras cinco años de recopilación de documentos, aborda los procesos de interrogatorio a sospechosos y miembros de Al Qaeda.

El director de la CIA, John Brennan, dijo hoy que la información extraída de las torturas efectuadas a sospechosos de terrorismo por esa agencia de inteligencia la década pasada fue "crucial" para entender a Al Qaeda y sigue siendo útil en la actualidad para sus esfuerzos contra el terrorismo.

Poco después de que el Comité de Inteligencia del Senado divulgara un crítico informe sobre las prácticas de interrogatorio de la CIA, esa agencia defendió que, a pesar de que cometió "errores" en su aplicación del programa, éste produjo información útil, incluido en el esfuerzo para encontrar a Osama bin Laden.

"La inteligencia obtenida en el programa fue crucial para nuestro entendimiento de Al Qaeda y sigue informando nuestros esfuerzos contra el terrorismo a día de hoy", afirmó Brennan en un comunicado.

"Nuestra propia revisión (del programa) indica que los interrogatorios de detenidos en los que se usaron 'técnicas de interrogatorio mejoradas' (como se refiere la CIA a las polémicas prácticas) sí produjeron información de inteligencia que ayudó a frustrar planes de ataque, capturar a terroristas y salvar vidas", agregó.

El informe del Comité de Inteligencia del Senado, publicado hoy tras cinco años de recopilación de documentos, aborda los procesos de interrogatorio a sospechosos y miembros de Al Qaeda retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S).

Según el documento, los agentes de la CIA actuaron de una manera mucho "más brutal" de lo que indicaron a los legisladores y a los estadounidenses y, además, sus métodos no fueron efectivos.

Brennan expresó su "desacuerdo con la caracterización en el informe de cómo la CIA informó sobre el programa al Congreso, a varias agencias de la rama ejecutiva y a los ciudadanos".

Aseguró que los hechos "no apoyan la conclusión del informe de que la agencia engañó sistemática e intencionadamente a cada una de esas audiencias sobre la efectividad del programa".

En otro comunicado, la CIA señaló que "la información obtenida de los detenidos" a los que se aplicaron esas técnicas "tuvo un rol, en combinación con otros datos de inteligencia, para encontrar" al antiguo líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, asesinado en una redada de fuerzas especiales estadounidenses en mayo de 2010.

El director de la CIA reconoció que "el programa de detención e interrogatorio tuvo defectos, y que la agencia cometió errores".

"Los problemas más graves ocurrieron al principio, cuando la agencia no estaba preparada ni tenía las competencias clave para llevar a cabo un programa sin precedentes y a escala mundial de detener e interrogar a sospechosos terroristas de Al Qaeda y sus filiales", destacó Brennan.

"Como agencia, hemos aprendido de esos errores, por lo que mis predecesores y yo hemos implementado varias medidas a lo largo de los años para afrontar las deficiencias institucionales", agregó.

Brennan recordó, además, que esas prácticas de interrogatorio se usaron por última vez "en diciembre de 2007" y fueron formalmente prohibidas por el presidente, Barack Obama, en 2009.

El jefe de la CIA criticó también al Comité de Inteligencia del Senado porque no hizo "ninguna entrevista a ningún funcionario de la CIA involucrado en el programa", por lo que el informe es "incompleto y selectivo".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG