Enlaces de accesibilidad

China es socio millonario de Cuba


ARCHIVO. Raúl Castro se dispone a asistir a la firma de unos acuerdos tras una ceremonia de bienvenida presidida por su homólogo chino, Hu Jintao en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín, China.

Hoy la alianza entre Cuba y China está consolidada. Delegaciones oficiales de ambos Gobiernos y Partidos Comunistas han intercambiado múltiples visitas. Las cifras oficiales sitúan en dos mil millones de dólares el intercambio comercial entre ambos países.

Durante la última década China se ha convertido en la principal fuente de crédito y financiación para Cuba, consolidándose como el segundo socio económico detrás de Venezuela.

Aunque los regímenes comunistas de Mao Tse Tung y Fidel Castro tuvieron sus diferencias durante los años en que Cuba respondía a la política de la Unión Soviética, en la década de 1990 las relaciones políticas entre La Habana y Pekín comenzaron a mejorar, tras el derrumbe del llamado socialismo real.

La biología se encargó de sacar del poder a Mao y a la gerontocracia elitista, luego del derrumbe del Muro de Berlín, destruyó el comunismo europeo y soviético, y más tarde Castro dejaba el gobierno en La Habana, porque se quebró su salud intestinal.

Así quedaron atrás los años de la Guerra Fría. El mundo había cambiado. En China el capitalismo de Estado abrió sus puertas al sector privado, creando riquezas para un vasto mercado y hasta Pekín viajó Raúl Castro, cantando en chino. A partir de entonces China comenzó a acomodarse en el Caribe y Latinoamérica desde las playas cubanas.

Hoy la alianza entre Cuba y China está consolidada. Delegaciones oficiales de ambos Gobiernos y Partidos Comunistas han intercambiado múltiples visitas. Las cifras oficiales sitúan en dos mil millones de dólares el intercambio comercial entre ambos países.

El arroz chino no es sólo un típico plato de la cocina asiática, sino que el arroz de China es el que se vende en los mercados y abastece la mesa diaria para la mayoría de los cubanos. Los ómnibus interprovinciales y locales llegan de China.

China financia la millonaria inversión de una Refinería de Petróleo de Cienfuegos, un proyecto de la empresa cubanovenezolana Petrocaribe que se reactivó en diciembre de 2007, y que en sus diversas fases de desarrollo costará $6,000 millones de dólares.

El proceso inversionista en esa industria permitirá elevar su capacidad de refinanciación de 65 mil a 150 mil barriles diarios. En 2013 la refinería procesó unos 19.6 millones de barriles de crudo, según dijo Humberto Padrón García, su director general.

Para este año se planea “el almacenamiento, entrega y facturación de 18 millones 764 mil 468 de barriles de derivados del petróleo”, afirmó el ingeniero Pastor Rodríguez durante un acto celebrado en la empresa el pasado diciembre.

La cooperación China con Cuba en el sector económico no se limita a créditos, comercio y financiamiento. El modelo chino de desarrollo, auspiciado en los 70’s por Deng Xiao Ping, bajo el lema de “un país, dos sistemas” parece haber servido de ejemplo en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM). Un proyecto de características semejantes a los inaugurados en la ciudad china de Shangai, en el cual el trabajador recibe un salario acorde con lo que produzca y con niveles de ingresos superiores a sus iguales en el resto del país.

Los detalles de la participación de empresas chinas en la ZEDM, fueron abordados durante la visita a Pekín del canciller cubano Bruno Rodríguez en la reunión que sostuvo con el presidente chino Xi Jinpingy y su homólogo Wang Yi, según informaron los medios oficiales de ambos países.

Semanas después de ese encuentro la compañía automotriz china Geely anunció sus planes para instalar en la ZEDM una planta de ensamblaje de autos, como parte de su meta de abrir quince plantas en el extranjero para el 2015, informaron medios especializados.
XS
SM
MD
LG