Enlaces de accesibilidad

Piñera: chilenos no querían un país como Cuba


Sebastián Piñera: Chile se volvió controvertido y violento con grupos armados y gente llegando desde Cuba.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, analiza perspectivamente los 40 años transcurridos desde el golpe militar que derrocó al gobernante socialista Salvador Allende.

Salvador Allende “no tuvo ningún respeto por la ley (...) porque la gente del país no estaba de acuerdo con transformar a Chile a un modelo de socialismo marxista como el de Cuba", dijo el actual mandatario chileno, Sebastián Piñera.

Piñera concedió una entrevista a la revista Time a propósito de cumplirse esta semana 40 años del golpe militar que derrocó al presidente Allende, a la sazón un incondicional admirador y aliado del régimen de Fidel Castro en Cuba.

“Esta fue una parte muy oscura de nuestra historia”, dijo Piñera, quien precisó que “a pesar de que el presidente Allende fue elegido democráticamente, mi opinión es que él empezó por no respetar los principios democráticos básicos".

El mandatario puso de relieve en la entrevista que la situación en el país se había empezado a convertir “en algo controvertido y muy violento, y al mismo tiempo, comenzaron a establecerse grupos armados (…) muchas personas llegaron desde Cuba y de otros países de América Latina”.

A su juicio “el ejército actuó no porque se volvieron locos un día. No fue algo repentino, no fue una sorpresa".

Según su impresión, “mucha gente pensó que la única solución era un golpe militar" y a la misma vez estas personas pensaban que “sería una situación breve y que la democracia se reanudaría al poco tiempo después”.

Piñera señaló que al cumplir cuatro décadas del golpe, al que él se opuso "desde el primer día”, los chilenos no deberían olvidarlo porque “todos tienen algunas lecciones que aprender”.

Con todo, dijo, “Chile es (hoy) un mejor país en términos de cohesión, unidad, y valores comunes de lo que fue en los años 70”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG