Enlaces de accesibilidad

noticias

Chile se opone a visión de Cuba y Venezuela


Según el diario El Mercurio, el gobierno chileno ayudó a conseguir en la reciente cumbre que dio origen a la CELAC que el nuevo organismo regional no fuera la tumba de la OEA.

A propósito de la reciente creación de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), Chile ha dado muestras de que comparte intereses con el resto de los países latinoamericanos y que no busca aislarse de los problemas de la región, dice un editorial del diario chileno El Mercurio.

Según el periódico, la cita que dejó constituida CELAC, organismo regional impulsado primordialmente por Venezuela, fue una demostración de que Chile, que ejerce la presidencia pro témpore, pasa por alto diferencias ideológicas y de concepto democrático para favorecer los objetivos permanentes del país.

No obstante, El Mercurio destaca que si bien el país anfitrión (Venezuela) y “sus socios del ALBA quisieron darle al grupo un carácter de alternativa a la OEA, y por ende de opositor a Washington, esto fue descartado y prevaleció la visión -fuertemente impulsada por Chile- de complementariedad con la organización hemisférica”.

Aunque la nueva organización ha sido interpretada “como un como un mensaje a Washington de que América Latina tiene capacidad de unirse y acordar una postura común, independiente de cualquier hegemonía”, el diario señala que desde la perspectiva de Chile, que tiene como importante socio comercial a EE.UU. y ha sido escéptico de muchos de los procesos de integración, pertenecer a CELAC "es una necesidad".

El editorial considera sin embargo que es fundamental que la cancillería chilena enfatice que antes que los temas políticos como el embargo de EE.UU. a Cuba y otros impulsados por Hugo Chávez y Raúl Castro, a Chile le interesan la "integración práctica y efectiva”, que signifique compartir recursos, y abrir fronteras para facilitar el movimiento de personas, generar empleos y ayudar al flujo de capitales.

La organización, que agrupa a 33 países de diversos sistemas políticos, carece por ahora de sede, de una estructura institucional y de secretaría permanente, recuerda el periódico, que también destaca la función ejecutiva que tendrá Chile como parte de la “troika” (junto a Venezuela y Cuba) en organizar la reunión presidencial anual de la CELAC (en enero de 2013).

Además de proponer una cumbre del grupo con la Unión Europea, la “troika” también va a ser clave –apunta-- en las propuestas para la configuración corporativa de la CELAC y en las agendas de debate.

XS
SM
MD
LG