Enlaces de accesibilidad

Chavismo implementa la delación cibernética


Nicolás Maduro, durante una rueda de prensa.

"El militante que esté fomentando la desunión debe ser denunciado a través de: denunciainfiltradospsuv@gmail.com, y vía sms (mensaje de texto) al 4169425792", escribió el vicepresidente del PSUV, Francisco Ameliach, en su cuenta Twitter.

Tal parece que la desconfianza se ha ganado un espacio en las filas del chavismo. Por lo menos la sospecha se cierne sobre cada uno de los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que abrió una línea telefónica para que sus militantes denuncien a los "infiltrados" dentro de la organización.

La nueva línea telefónica, a la cual se puede llamar en forma anónima, quedó abierta en medio de las crecientes críticas internas al Gobierno de Nicolás Maduro.

La medida no es nada novedosa, ya que desde siempre ha formado parte del arsenal represivo de los regímenes policiacos de cualquier signo político. Lo novedoso es la utilización de las redes sociales y las modernas tecnologías de la comunicación para superar aquello de la delación personal "a cara descubierta".

"El militante que esté fomentando la desunión debe ser denunciado a través de: denunciainfiltradospsuv@gmail.com, y vía sms (mensaje de texto) al 4169425792", escribió el vicepresidente de organización y asuntos electorales del PSUV, Francisco Ameliach, en su cuenta Twitter.

Otros altos mandos del partido de Gobierno, como el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, también han azuzado a los "compatriotas cooperantes" a denunciar activamente a los compañeros del partido o seguidores de la oposición que consideren estén creando conflicto.

"El enemigo que más nos hace daño es el enemigo interno. Es aquel que dice que es chavista y no es chavista", agregó Ameliach el miércoles en su programa radial Hablando de Poder.

El también Gobernador de Carabobo no precisó cómo serán procesados o castigados quienes sean denunciados.

Encuestas recientes muestran que la popularidad de Maduro se ha deteriorado en sus casi dos años de mandato, a causa de una crisis económica que parece estar empeorando.

Sólo el 30% de los venezolanos aprobó su mandato en septiembre, desde el 55% que lo apoyaba cuando ganó la Presidencia en abril de 2013, según la firma Datanálisis.

XS
SM
MD
LG