Enlaces de accesibilidad

Chávez en Cuba para radioterapia, coincidirá con Papa


El gobernante de Cuba, Raúl Castro (i), recibe al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en el aeropuerto José Martí de La Habana.

Asegura que estará "yendo y viniendo" de la isla por tratamiento

El presidente venezolano, Hugo Chávez, iniciará el domingo la primera ronda de sesiones de radioterapia en La Habana por el cáncer que padece, un tratamiento que podría debilitarlo en la reñida carrera hacia las elecciones de octubre.

El viaje de Chávez se produce justo antes de que el papa Benedicto XVI llegue a la isla procedente de México, precedido por sus declaraciones de que el comunismo no funciona en Cuba y que la Iglesia Católica está dispuesta a ayudar a avanzar en nuevos modelos sin "trauma".

Chávez afirmó que volverá a su país "en los próximos días" y adelantó que estará "yendo y viniendo" de Cuba durante las cinco semanas que durará la radioterapia, un tratamiento cuyos efectos secundarios podrían limitar su participación en el día a día de la política venezolana antes de la que se avecina como la campaña más dura desde que llegó al poder en 1999.

"Fue allá que me detectaron el cáncer, fue allá que me operaron de emergencia la primera vez y la segunda y luego la tercera. Hemos considerado y he tomado yo la decisión (...) de seguir el tratamiento (en Cuba) y volver en pocos días", aseguró el militar retirado, de 57 años.

Analistas creen que además de su cercana relación con Fidel Castro, a quien suele llamar padre, Chávez busca en La Habana obtener más privacidad y tranquilidad mientras se niega a revelar los detalles de su afección.

El tratamiento de Chávez ha acaparado la agenda política venezolana a menos de seis meses para las elecciones, mientras los venezolanos y los mercados se preguntan si el mandatario estará en forma para luchar por una nueva reelección de seis años.

Chávez deberá medirse con el joven gobernador Henrique Capriles, de 39 años, que tras convertirse en el candidato único de la oposición en febrero se ha lanzado a un recorrido casa a casa buscando enamorar a los partidarios del oficialismo.

Sin embargo, Chávez aún cuenta con un amplio respaldo. Tres recientes sondeos le dan una ventaja de más de 20 puntos sobre Capriles, mientras una respetada encuestadora asegura que el presidente y el líder opositor están en un empate técnico que será dirimido por los indecisos.

En Venezuela, donde la falta de detalles sobre la dolencia de Chávez o respecto a su agenda en Cuba ha desatado una serie de rumores, las redes sociales rebozaban de mensajes apuntando a que el Papa accedió recibir al mandatario en una cita privada.

Pese a proclamarse seguidor de Cristo y utilizar citas bíblicas en sus discursos, Chávez está enfrentado con la jerarquía católica venezolana, a los que ha llegado a llamar "diablos con sotana" acusándolos de aliarse con las élites del país petrolero para desencarrilar su "revolución socialista".

El domingo, miles de simpatizantes de Chávez organizaron una caminata en el interior del país para pedir por la salud del mandatario.

Benedicto XVI, que el martes se reunirá con el gobernante cubano, Raúl Castro, podría también entrevistarse con su hermano Fidel, pero hasta el momento se ha descartado que reciba a los grupos disidentes de la isla.
XS
SM
MD
LG