Enlaces de accesibilidad

Chanel da espaldarazo a la prensa independiente en Cuba


Presentación de la colección "prêt-à-porter" otoño-invierno 2016/2017 del diseñador Karl Lagerfeld para Chanel, durante la Semana de la Moda de París en Francia (8 de marzo).

El periodismo independiente cubano también está consiguiendo una importante victoria al recibir credenciales como prensa.

Desde que surgió la idea de realizar un desfile de marca mayor, como Chanel, en Cuba, las autoridades cubanas comenzaron, es lo habitual, a querer controlar hasta el mínimo detalle sabiendo que, para la ocasión, no solamente los medios, también un grupo de celebridades y de potentados personajes aterrizarán en La Habana.

Chanel, todos lo saben, es la casa francesa de moda más exclusiva del mundo, y es la palabra perfecta para describir estilo y lujo. Por tal razón, se barajaron un puñado de lugares para sede del evento, todos apocalípticos, como el Pabellón Cuba, PABEXPO, EXPOCUBA.

Por suerte, el Prado habanero resultó ser el escogido para que el emporio de la moda presente su colección Cruise 2016.

Ningún lugar compite con la magia del Paseo del Prado. Más sabiendo que, como parte de la escenografía tendrá de fondo al Capitolio que, además de ser un ícono de la arquitectura habanera, es el origen kilométrico de la red de todas las carreteras cubanas.

Simbólicamente, podía ser el escenario mágico. Pero, como la pulga y el perro, en Cuba también la belleza tiene "reparo":

Debido a la falta de suministros de materiales, al desvío de los recursos entregados, a la falta de incentivo a los obreros, al común irrespeto del Gobierno por los compromisos y por otras misteriosas razones que –como decía aquel bolero–, solamente han de entender mujeres y poetas, las interminables obras de reparación del Capitolio habanero, que se restaura para retomar las funciones del parlamento cubano o Asamblea Nacional, no garantizan la terminación del decorado en tiempo.

Ya lo dije anteriormente, la moda tiene puntos de contacto con lo extravagante, hemos visto magistrales espectáculos sobre la milenaria Acrópolis de Atenas; pero aunque a muchos estilistas les parezca una tramoya similar, no representa lo mismo las ruinas del Partenón que el polvero de Centro Habana en construcción.

La ubicación del desfile migró un poquito más al mar y hacia un fondo no tan histórico ni simbólico, que los organizadores, incluso por la parte cubana, sujetos a un estricto contrato de confidencialidad, tienen prohibido revelar.

Pero la esencia habanera es pendenciera, indiscreta y coqueta. Sólo hay que hacerse el desinteresado para enterarse que la fiesta después del desfile, donde celebrarán las luminarias, los anfitriones alumbrados e infiltrados sin luz, tendrá lugar en una de las zonas más bellas y antiguas de la ciudad, la Plaza de la Catedral.

Lo mejor de la noticia es que, como parte de esta fiesta, que sin lugar a dudas marcará nuevas tendencias en el vestir, el periodismo independiente cubano también está consiguiendo una importante victoria al recibir credenciales como prensa. De esta forma, y es un buen inicio, se le reconoce el derecho a existir en una isla donde todos los medios pertenecen al Estado.

  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG