Enlaces de accesibilidad

Fallece monseñor Carlos Manuel de Céspedes


Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, vicario general de La Habana, sostiene un cuadro con la imagen del prócer cubano José Martí, durante la ceremonia en la cual el religioso fue distinguido con el Premio de la Latinidad. Foto de archivo

"Con profunda pena damos la noticia del fallecimiento, alrededor de las 11 y 30 de la mañana, de monseñor Carlos Manuel de Céspedes", subrayan los obispos cubanos

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal, vicario general de La Habana, falleció en La Habana a los 78 años, informa la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

"Con profunda pena damos la noticia del fallecimiento, alrededor de las 11 y 30 de la mañana, de monseñor Carlos Manuel de Céspedes", subrayan los obispos cubanos.

La nota añade que éste sábado a las 8 de la mañana se oficiará una misa en la Iglesia de San Agustín, de la cual era párroco, ubicada en la barriada Almendares. Su entierro se realizará una hora después del oficio.

Carlos Manuel de Céspedes y García Menocal, fue rector del Seminario San Carlos y San Ambrosio de La Habana, y director del Secretariado General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Fue miembro del Equipo de Reflexión Teológica y de la Sección de Ecumenismo del CELAM, y ocupó un puesto en la Real Academia Española de la Lengua en Cuba.

El prelado era descendiente directo de Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de la primera guerra de independencia de Cuba y primer Presidente de la República en Armas, y hermano del obispo de Matanzas, Manuel Hilario de Céspedes.

Carlos Manuel de Céspedes era doctor en Derecho y Filosofía en la Universidad de La Habana y estudió Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, entre 1959 y 1963, cuando regresó a la isla.

Fue ordenado sacerdote el 23 de diciembre de 1961, en Roma, y a su regreso ejerció como Prefecto de Disciplina en el seminario El Buen pastor, donde había estudiado, un puesto en el que permaneció hasta el año 1966.

Desde entonces y hasta 1970 fue rector del seminario San Carlos y San Ambrosio, donde, además, fue profesor de Sagrada Escritura.

Como parte de la jerarquía de la Iglesia católica local ocupó los cargos de vicario general de la diócesis de La Habana y fue, además, secretario de la Conferencia Episcopal y consultor del Secretariado Pontificio para los No Creyentes de Roma.

En 2006, fue recibido como miembro de la Academia Cubana de la Lengua, donde ocupó el sillón de la letra U, y se convirtió en el tercer dignatario católico integrante de esta institución desde su fundación, en 1926. Antes, fueron miembros de la Academia el cardenal Manuel Arteaga y el arzobispo de La Habana Evelio Díaz.

El portavoz del Arzobispado recordó, asimismo, que monseñor Céspedes era miembro del Consejo de Redacción de "Palabra Nueva", revista de la Arquidiócesis de La Habana, para la que escribía artículos, y donde en el número de diciembre de 2013 publicó su conferencia titulada "El prolongado tránsito desde los saberes
antiguos hacia la modernidad".

Entre sus libros figuran la novela "Érase una vez en La Habana", publicada en España en 1998, el volumen de narraciones breves "Zarpazos a la memoria" (2001) y la biografía de Félix Varela "Pasión por Cuba y por la Iglesia".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG