Enlaces de accesibilidad

Decomisan 34,945 celulares en cárceles de Brasil


Reclusos en una prisión brasileña.

Según el periódico O Globo, ese número supone un m’ovil por cada quince presos, tomando en cuenta que la población carcelaria del país es de unas 550 mil personas, de acuerdo al Ministerio de Justicia.

Las autoridades brasileñas incautaron 34 945 teléfonos móviles en el 2012,que habían ingresado ilegalmente en las cárceles del país, de acuerdo datos oficiales publicados por el diario O' Globo.

Los celulares llegan clandestinamente a las cárceles de las formas más insólitas, como lo demostró esta semana la "captura" de un gato que entraba a un penal con un teléfono móvil, un cargador, cuatro baterías y hasta sierras adheridas a su cuerpo.

Lo que muchos han calificado de "gato-mula" fue detectado por los agentes de la cárcel Desembargador Luiz de Oliveira Souza, en la ciudad de Arapiraca, en el estado de Alagoas.

Según el periódico, ese número supone un celular por cada quince presos, tomando en cuenta que la población carcelaria del país es de unas 550 mil personas, de acuerdo al Ministerio de Justicia.

"Es necesaria una mayor inversión en equipamientos y en una mejor capacitación de los agentes penitenciarios", declaró el coordinador de Inteligencia Penitenciaria del Ministerio de Justicia, Washington Clark, quien admitió que el elevado número de teléfonos en manos de los reclusos es un problema aún no resuelto.

El Estado brasileño ha invertido en los últimos cuatro años un total de 17 millones de reales ($8,5 millones) en equipos para detectar el ingreso de teléfonos en las cárceles y bloquear las señales en los presidios, pero ha sido insuficiente.
XS
SM
MD
LG