Enlaces de accesibilidad

Si bien las declaraciones de Trump han sido polémicas y contrarias al espíritu conciliador con que muchos de sus antecesores querían ganar votantes años atrás, también sus salidas de tono encontraron partidarios que muchas veces han sorprendido al gran público.

El candidato presidencial republicano Donald Trump ha tenido sobre sí la furnia de sus adversarios, pero ha contado también con el apoyo de importantes figuras del espectáculo, la economía y los deportes.

Si bien las declaraciones de Trump han sido polémicas y contrarias al espíritu conciliador con que muchos de sus antecesores querían ganar votantes años atrás, también sus salidas de tono encontraron partidarios que muchas veces han sorprendido al gran público.

A mediados de año el actor de cine de acción Chuck Norris hizo público en las redes sociales que apoyaría y votaría por el magnate que busca la presidencia desde el Partido Republicano. “La gente con una opinión negativa de él se llevará una grata sorpresa", aseguró.

Chuck Norris hizo público su apoyo a Donal Trump.
Chuck Norris hizo público su apoyo a Donal Trump.

Norris declaró también que conoció a Trump hace más de cuatro décadas, cuando se retiró de las Artes Marciales.

La exestrella del baloncesto norteamericano Dennis Rodman, ofreció su apoyo a Trump. Rodman fue uno de los chicos malos del deporte de los encestes, y tiene como incentivo que alguna vez apareció en el programa “The Apprentice”, un show bajo el patrocinio de controvertido candidato.

“Donald trump ha sido un amigo por muchos años. No necesitamos otro político, necesitamos un hombre de negocios como Mr. Trump! Trump 2016”, exhortó Rodman en su cuenta de Twitter.

Junto a Trump, quienes lo apoyan han reafirmado también su fama de “malos” o “duros”. La superestrella de Hollywood, Clint Eastwood fue uno de los que levantó gran expectativa en torno al apoyo que daría.

Eastwood se inclinó por el republicano Mitt Romney en la pasada campaña y levantó una enorme polvareda. En esta ocasión fue claro cuando fue directo por el adversario de la candidata Clinton.

“Vivimos en una generación de debiluchos”, así justificó su paso el gran actor, quien también dijo que los norteamericanos están cansados de propuestas que siempre están enmarcadas en los “correctamente político’.

Las declaraciones de Jon Voight, -actor de Misión: Imposible, el filme de Bryan De Palma-, fueron una clave para saber por qué lleva años de distanciamiento con su hija Angelina Jolie, quien ha hecho público su apoyo a las candidaturas demócratas.

Las declaraciones de Voight al portal TMZ dejaron en claro su defensa del político y empresario Donald Trump. “Él hace sus bromas, pero los medios lo distorsionan todo. La gente debería leer sus discursos, porque él da respuestas serias a los problemas”.

De ningún modo podía faltar uno de los rostros que representan la agresividad, tanto en el aspecto físico como desde el imaginario popular. Mike Tyson, el excampeón mundial de boxeo, picapleitos y conocido por ir desde la opulencia a la bancarrota aseguró que buscaría miles de votos por Trump.

“Puedo conseguir que más de 20 mil personas lo voten y lo haré”, aseveró Tyson, que ha entrado a los caminos de la fe musulmana y con ello volvió más polémica su vida azarosa.

““Cuando lo he conocido he visto el respeto que tiene por mi familia y eso no lo he visto en el presidente Obama ni en ningún otro político”, concluyó el expugilista.

La popularidad de Donald Trump ha ido desde la estridencia de sus declaraciones en temas como el racismo y la emigración, hasta su condición de “outsider”, que le presagiaba una soledad a todas luces en su carrera a la Casa Blanca. Sin embargo, algunas correcciones en su discurso le fueron ganando adeptos que tienen gran peso en los grandes medios y la industria del entretenimiento.

El 8 de noviembre se sabrá cuanto peso habrán agregados los famosos a la locomotora Trump, a la que muchos veían a la vera del camino apenas iniciada la campaña presidencial 2016.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

XS
SM
MD
LG