Enlaces de accesibilidad

Castro coquetea con el pluripartidismo: “Fidel dirige uno y yo otro”


ARCHIVO. Fidel Castro (i), habla con el actual mandatario, Raúl Castro (d), el 19 de abril de 2011, durante la clausura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en La Habana.

Intentó improvisar una anécdota sobre su diálogo con representantes de Estados Unidos, pero inmediatamente fue advertido con un mensaje entregado por su nieto escolta Raúl Guillermo Rodríguez Castro: “Estamos en Vivo”.

El general cubano en su discurso inaugural del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba se mofó de las peticiones internacionales para que en Cuba haya democracia, pluripartidismo y respeto a los derechos humanos y barrió cualquier expectativa de que en este congreso se iniciara un proceso de apertura política y social.

En su discurso decidió hacer un aparte e intentó improvisar una anécdota sobre su diálogo con representantes de Estados Unidos sobre este tema cuando inmediatamente fue advertido con un mensaje entregado por su nieto escolta Raúl Guillermo Rodríguez Castro: “Estamos en Vivo”.

Castro aseguró que se trató de una advertencia de parte del Canciller Bruno Rodríguez quien temía que el general ignorara que la jornada inaugural estaba siendo televisada, con acceso a la prensa extranjera, a diferencia del resto de las sesiones del Congreso que serán a puerta cerrada.

Castro, sin embargo, prosiguió su relato diciendo que los representantes estadounidenses le criticaban que en Cuba hubiera un solo partido, al tiempo que le explicaban la existencia de dos partidos políticos en Estados Unidos el Partido Republicano y el Partido Demócrata.

Entonces se jactó de que en Cuba pasaba igual: “Fidel dirige uno y yo otro”.

“Fidel me dice yo quiero dirigir el comunista y yo dirigiré el otro…no importa el nombre”, dijo.

Castro fue enfático en negar la posibilidad de que en Cuba surja una fuerza política distinta al Partido Comunista: “si logran fragmentarnos sería el comienzo del fin”, declaró al tiempo que exhortó que el PCC debe ser “muy democrático”, donde se pueda discutir e intercambiar opiniones.

El reclamo de que Cuba ponga fina al modelo político centrado en el control de un partido único es una de las principales peticiones de varios grupos de la sociedad civil cubana, de organismos de derechos humanos y numerosos gobiernos.

El octogenario líder, adelantó que ha propuesto que los 60 años sea la edad máxima para ingresar al Comité Central y 70 para ocupar cargos en la dirección del Partido.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG