Enlaces de accesibilidad

La Casa Blanca muestra su apoyo total a la autoridad migratoria


El vicepresidente de EE.UU, Mike Pence

El vicepresidente, Mike Pence, aseguró hoy que la Casa Blanca apoya "al 100 %" el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ante las críticas crecientes que demandan la eliminación de esta autoridad migratoria.

"En esta Casa Blanca, déjenme ser claro, estamos con vosotros al 100 %. Siempre nos mantendremos orgullosos al lado de los valientes héroes de ICE y de nuestra Patrulla Fronteriza (CBP)", dijo Pence en un discurso a los trabajadores de la agencia durante una visita a su sede central en Washington.

En este sentido, Pence aseguró que la Administración del presidente, Donald Trump, "nunca abolirá ICE", tal como han reclamado varios sectores de la sociedad tras la crisis creada por la separación de familias de inmigrantes indocumentados en la frontera sur con México.

En las últimas semanas, numerosas organizaciones por los derechos civiles y líderes políticos, como la senadora demócrata Elizabeth Warren, y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, han liderado una campaña para pedir la desaparición de la agencia, a la que califican como una máquina de odio que aterroriza comunidades y no tiene ningún control.

"Los héroes de ICE están siendo demonizados y atacados a un nivel sin precedentes. (...) Se ha expuesto información personal de algunos agentes y sus familias, que han sido amenazadas. Esto debe terminar ahora mismo", aseguró el vicepresidente al respecto.

Además, Pence adelantó que Trump "seguirá trabajando para que esta agencia tenga los recursos, el apoyo y el respeto necesarios para defender a los estadounidenses".

El vicepresidente, que estuvo acompañado en su visita por la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, apuntó que, en caso de que ICE se llegara a cerrar algún día, el país estaría expuesto a muchos peligros.

"Pedir la abolición de ICE no es solo escandaloso sino irresponsable. La gente vendría ilegalmente a nuestro país en masa, aumentaría el crimen violento, crecerían las bandas como la MS-13 (Mara Salvatrucha) y tendríamos más drogas en nuestras calles y escuelas", concluyó Pence.

Desde que las autoridades iniciaran en abril su polémica estrategia de "tolerancia cero" contra la inmigración, el Gobierno de Trump ha separado de sus padres a 2.575 menores de edad, de los que tan solo 522 han vuelto con sus progenitores.

(EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG