Enlaces de accesibilidad

Cardenal Ortega habla al pueblo por televisión nacional


La principal cadena de televisión de Cuba trasmite el mensaje del Cardenal
“El Papa es un hombre de mucho sentir y de mucho corazón y nuestra respuesta debe ser adecuada a este interés que mostró”, dijo el Cardenal de la Iglesia Católica en Cuba, Jaime Ortega en su alocución al pueblo cubano a través de la televisión nacional, con motivo de la visita de su Santidad el papa Benedicto XVI del 26 al 28 de marzo.

Benedicto XVI “está empeñado en revivir la fe en países que ya son cristianos, pero que necesitan una recristianización,” dijo Ortega y Alamino, quien insistió en que “el Papa viene a confirmarnos en esa fe.”

En su alocución, la autoridad eclesiástica explicó que el Benedicto XVI al planear su visita a México incluyó a Cuba en su recorrido pues se le presentó “la oportunidad extraordinaria” de tomar parte en las celebraciones por los 400 años de hallazgo de la Virgen de La Caridad del Cobre. “Él quiso venir como peregrino de La Caridad.”

El Cardenal hizo referencia además al entusiasmo del Sumo Pontífice por esta visita a la Isla, “porque en Roma había un seguimiento de lo que ha sido este año jubilar de llevar a la Virgen hasta los últimos rincones del país.” Ortega declaró que el Sumo Pontífice conoce la verdad de la fe, y dijo que la ausencia de una verdad real puede llevar tanto al relativismo como a un régimen totalitario, cuando alguna persona piensa que tiene toda la verdad.

En el mensaje, dedicado a creyentes y no creyentes, el Cardenal explicó brevemente el papel del Papa dentro de la Iglesia Católica, como representante de Cristo en la tierra y describió las características del Su Santidad, de 84 años.

“El Papa es un intelectual, es el Papa de la razón, es un hombre que tiene una vocación para la ciencia teológica y a eso dedicó su vida; fue sacerdote y profesor de universidades,” indicó Ortega en referencia a la mirada objetiva que caracteriza a Su Santidad. “El Papa es el guardián de la verdad” y “cualquiera tiene una parte de esa verdad.”

El Cardenal recordó la visita del papa Juan Pablo II a la isla en 1998, la cual fue calificada de “paradigmática” en la Santa Sede, debido a “la altamente positiva” impresión que se llevó de los cubanos la comitiva papal.

Ortega y Alamino recordó el día en que Ratzinger fue elegido Papa y como una vez arrodillado ante él como parte de la ceremonia, el nuevo líder de la Iglesia Católica dedicó palabras cariñosas para Cuba. “Este fue el primer signo de esa especie de presencia que ha tenido en su corazón desde el inicio de su pontificado como el lugar que él deseaba visitar, agregó el cardenal.

Finalmente, invitó al pueblo de Cuba a acercarse a las ciudades de Santiago de Cuba y La Habana o a ser testigos del evento a través de la televisión nacional, “porque la espiritualidad del pueblo es tan importante como sus necesidad materiales,” concluyó.
XS
SM
MD
LG