Enlaces de accesibilidad

Capriles no está sorprendido con insultos de Chávez


"Los insultos y descalificaciones son el recurso típico del boxeador agotado, grandote, peso pesado viendo de dónde saca un golpe, como sea, para tumbar a un contrario más delgado, ágil y enérgico", dijo Capriles

El candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, dijo no estar sorprendido con los insultos de su rival en las elecciones del próximo 7 de octubre, el presidente Hugo Chávez, quien recientemente lo llamó "cochino".

"Yo me baño", respondió Capriles en una entrevista publicada en el diario caraqueño El Universal, sobre ese calificativo que Chávez le ha endosado, entre varios otros.

Chávez también lo ha llamado candidato del imperialismo, del capitalismo, de los yanquis y apátrida; "majunche" (poca cosa) mentiroso y cochino, pero no se ha referido a él ni una sola vez por el nombre.

"Para nada sorprenden los insultos. Es el camino escogido por el jefe del Estado: la descalificación, la división (...); no me siento aludido ni incómodo. Pero no pierdo energías en eso", dijo Capriles.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00

En las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, el opositor de 39 años destacó que enfrentará en las urnas al gobernante de 57 años, en un duelo como el de "David y Goliat".

"Hay 18 años de diferencia entre los dos. Toda una generación, así que le llegó el momento de dar el paso. Los insultos y descalificaciones son el recurso típico del boxeador agotado, grandote, peso pesado viendo de dónde saca un golpe, como sea, para tumbar a un contrario más delgado, ágil y enérgico", añadió.

"Esta es una carrera -prosiguió Capriles- donde hay un corredor cansado y uno con energía. El cansado está tratando de ver cómo llega a la meta, así sea poniendo una zancadilla".

El elegido hace una semana en unas primarias de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) previó que "en los meses por venir los contrastes" entre él y Chávez "van a quedar clarísimos", y negó que entre ellos se parezcan.

"Somos dos seres humanos completamente distintos" y mientras el gobernante "plantea un camino que es el socialismo; yo planteo el progreso", manifestó.

Agregó que, sin embargo, el Gobierno de Chávez "no es socialista" sino que "utiliza el término socialista para transmitir una imagen de identificación con los pobres, pero hay en él conductas absolutamente fascistas".

"Puede ser de izquierda, pero es de izquierda retrógrada, de atraso, de confiscaciones, de un Estado todopoderoso. Yo planteo un camino de progreso en el cual el Estado es un orientador, un promotor, donde la iniciativa privada tiene su espacio y está llamada a contribuir al progreso", sostuvo.

Chávez ha insistido desde que Capriles fue elegido como el abanderado de la MUD que "la burguesía es maestra en el arte del engaño" y que "ahora pretende vestirse de corderito" presentando a su candidato "disfrazado de progresista".

Solo una nueva reelección suya es "garantía de paz", porque la oposición "como Gobierno sería la garantía de la guerra", advirtió Chávez el viernes pasado tras presagiar que "estos siete meses van a ser duros" una vez que "una gran confrontación ha comenzado".

Recomendamos

XS
SM
MD
LG