Enlaces de accesibilidad

Muestra de sangre podría detectar el cáncer de seno en etapa temprana


La prueba podría estar disponible en los próximos cinco años.

Científicos de la Universidad de Oxford hallaron diferencias en los isótopos cuando estudiaban las concentraciones de zinc y cobre en tumores cancerosos de mama en cinco pacientes.

Una simple muestra de sangre que detecta una forma de metal de zinc podría estar disponible muy pronto para diagnosticar el cáncer de seno en sus etapas más tempranas y con mayor posibilidad de tratamiento.

Investigadores de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, descubrieron que los tumores del seno absorben una "ligera" forma de zinc, lo que implica que otra forma pesada del metal puede ser detectada en concentraciones más altas en la sangre de personas con etapas iniciales de cáncer.

En uno de cinco pacientes estudiados, los científicos también notaron cambios en la composición del cobre, lo que podría ser otro biomarcador para detectar actividades tumorales.

Para medir cómo el metabolismo humano procesa el zinc, los científicos adaptaron técnicas estándares utilizadas para analizar residuos de isótopos del metal, en un estudio sobre el cambio climático y la formación planetaria.

Durante más de diez años, se ha conocido que existen altas concentraciones de zinc en tumores cancerosos del seno, señala Fiona Larner, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oxford.

Sin embargo, Larner –quien encabezó la investigación– asegura que los mecanismos moleculares que causan dicho efecto eran desconocidos.

Las técnicas usadas por los investigadores para detectar las diferencias en los isótopos de zinc en la presencia del cáncer de seno son en extremo delicadas, y podrían conducir a una prueba de sangre para un biomarcador o un indicador medible, quizás dentro de los próximos cinco años.

La investigación que estudia cómo el cuerpo humano procesa los metales fue publicado en la revista de la Real Sociedad de Química, Metallomics.

XS
SM
MD
LG