Enlaces de accesibilidad

Canadá apoya a EEUU para que Cuba esté en Cumbre de las Américas


Foto de familia de la sexta Cumbre de las Américas en Cartagena 2012.

El Gobierno canadiense se había negado durante años a que Cuba participara en la Cumbre de las Américas "por estar restringida a países democráticos", aunque ahora apoya el diálogo con Estados Unidos.

El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos también ha llevado a que el Gobierno de Canadá esté dispuesto a abandonar su oposición a que el gobierno de La Habana se una al proceso de la Cumbre de las Américas y seguir así la política estadounidense.

El Gobierno canadiense ha seguido la línea de Estados Unidos durante años en relación a que Cuba no participe en la Cumbre de las Américas, lo que motivó el rechazo de sus socios americanos que sí quieren la incorporación de La Habana a las reuniones regionales. De hecho, en la última Cumbre celebrada en 2012 en Cartagena (Colombia), Canadá declaró que no estaba interesada en una solución diplomática y bloqueó la participación de Cuba en la reunión pese a los deseos expresos de los anfitriones.

Entonces el director de comunicaciones del primer ministro canadiense, Andrew MacDougall, declaró que su país no estaba interesado en buscar fórmulas que permitiesen la incorporación de Cuba a la Cumbre.

Cuando le preguntaron si Canadá podría participar en fórmulas para la integración cubana, MacDougall hizo referencia a la Cláusula Democrática que los países del continente aprobaron en la Cumbre de las Américas celebrada en 2001 con estas palabras: "Canadá no está buscando cambiar esa cláusula. Se estableció aquí en Canadá y la seguimos apoyando con firmeza”.

El primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper reiteró su oposición al acercamiento con Cuba en la misma reunión de Cartagena cuando declaró que "la Cumbre de las Américas debería estar restringida a países democráticos" por una cuestión de "principios", dado que Cuba era una dictadura comunista.

Sin embargo, tras los anuncios del pasado 17 de diciembre la "firmeza" de Canadá parece haber cambiado con respecto a la presencia de Cuba en la próxima Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en abril en la ciudad de Panamá. Fuentes de ese gobierno anunciaron que, "como Estados Unidos, estamos preparados para ver que Cuba se una a otras naciones en la Cumbre", aunque no ha explicado todavía su giro de 180 grados, ni su clara posición con respecto a la Cumbre que acogerá Panamá.

Desde la llegada al poder en 2006 de Harper y el Partido Conservador, Canadá ha guardado sus distancias con países como Venezuela, Nicaragua, El Salvador, Ecuador, Brasil y Argentina, siguiendo la pauta de la diplomacia estadounidense.

XS
SM
MD
LG