Enlaces de accesibilidad

Cuba

Abren esta semana primeras cafeterías estatales con gestión privada

Dos hombres beben en un pequeño bar estatal en La Habana (Cuba)
Dos hombres beben en un pequeño bar estatal en La Habana (Cuba)

Los antiguos asalariados deberán competir con el alto nivel de oferta y servicio alcanzado en un par de años por los cuentapropistas del sector.

En una nueva medida de control de daños de la desastrosa ofensiva revolucionaria decretada en 1968 por Fidel Castro, y hacia la introducción de formas de gestión cooperativas en un sector sumamente degradado bajo la administración estatal, las autoridades cubanas arriendan desde este sábado primero de diciembre, a sus empleados, pequeños locales dedicados a la gastronomía, hasta ahora gestionados por el Estado.

La movida tiene el carácter de “plan piloto” con rienda y pasos cortos que han caracterizado las lentas reformas (la “actualización”) de Raúl Castro: las plantillas no podrán tener más de cinco trabajadores, pero se comenzará con aquellos que sólo tienen uno o dos; la puesta en práctica se limitará a las provincias de Artemisa, Villa Clara y Ciego de Ávila; y como señaló a martinoticias.com Osmar Lafitta, especialista en temas económicos del semanario Primavera Digital, abarcará solamente una mínima fracción de los establecimientos del sector.

Lafitta observa que el 23 de diciembre del 2011, durante la segunda sesión anual de la Asamblea del Poder Popular, el zar económico Marino Murillo anunció que pasarían a la forma de trabajo no estatal 225.000 trabajadores gastronómicos, o sea, prácticamente todo el personal que trabaja en los cerca de 34.000 establecimientos del sector que hay en el país.

Ahora resulta que sólo tomarán parte en el ensayo unos 1.180 locales, y eso, paulatinamente, pues el grupo inicial será de unos 200.

ARROJANDO LASTRE

Una cafetería de Santa Clara (Cuba)
Una cafetería de Santa Clara (Cuba)
Como reconocen medios oficiales, la razón primaria de la medida no es remediar la proverbial mala calidad de los servicios gastronómicos estatales, sino que el Estado se libere “de una carga que ha llegado a ser onerosa por diversas causas, que van desde la pérdida de recursos hasta la desorganización”.

(De hecho los restaurantes y cafeterías del Estado han sido en los últimos años centros abastecedores de aceite, harina y otros renglones alimentarios al mercado negro, como lo eran también los comedores estatales clausurados hace un par de años por el gobierno. Y también los mal pagados empleados ya estaban gestionando estos establecimientos estatales para su provecho personal).

La misma fuente estatal anticipa que la medida “modernizará los servicios, en un sector que es “un gran aportador de ingresos a las arcas nacionales”.

El experimento sería apenas el tercero en cooperativizar un área de la economía de servicios del país, después de la experiencia inicial con las barberías y peluquerías, y luego con algunas formas de transporte público.

PERO SIGO SIENDO… EL DUEÑO

Dos hombres conversan en una cafetería de La Habana Vieja.
Dos hombres conversan en una cafetería de La Habana Vieja.
Según dio a conocer en conferencia de prensa la viceministra cubana de Comercio Interior, “los inmuebles, equipos y otros medios continúan en propiedad del Estado, y los gastos de mantenimiento y reparaciones de estos, así como la electricidad, agua, teléfono, anuncio y publicidad, serán asumidos por los trabajadores”.

Lafitta señala que con esto el Estado se desmarca de su responsabilidad en cuanto al deterioro por décadas de estos establecimientos. Los trabajadores tendrán que asumir su reparación pagando los materiales de construcción que sólo se venden a particulares a precios minoristas.

Una vez firmado el contrato de arrendamiento,--que como sucedió con las tierras en usufructo, será de hasta diez años, tras lo cual habrá que renovarlo-- los Consejos de Administración municipales fijarán las tarifas, según la ubicación de los establecimientos, sus características y dimensiones. El colega independiente anticipa unos 700 pesos mensuales para los restaurantes y 400 para las cafeterías, cantidades que podrían ser perdonadas por un año para aquellos que asuman la reparación.

Aunque ni el local ni los medios de trabajo serán nunca de su propiedad, salvo el ron, tabacos y cigarros, que se les seguirá suministrando a través de las empresas de comercio interior, el personal tendrá que agenciarse a precios sin subsidios el resto de los insumos necesarios y los combustibles de cocción.

¿QUIERES CHOCOLATE? PAGA LO QUE DEBES

Una vez suscrito el contrato de arrendamiento y obtenida la autorización de la Dirección de Trabajo municipal, el trabajador por cuenta propia tendrá 15 días para presentarse en la Oficina Nacional de Administración Tributaria de su domicilio fiscal, a tramitar la inscripción o actualizar su situación fiscal en el registro de contribuyentes. Luego de un período de gracia de tres meses, empezarán a tributar rebanadas de sus ingresos al fisco.

Aunque se prevé que los trabajadores que se acojan al nuevo sistema de gestión tendrán gastos de nivel comercial en los servicios básicos, deberán pagar el impuesto sobre los servicios públicos sobre la base de los ingresos generados, partiendo de un tipo impositivo de un 10 por ciento.

Además, deberán abonar un impuesto sobre los ingresos personales, y quienes contraten eventualmente a más de cinco trabajadores, quedan obligados al pago del impuesto (de hasta 50 por ciento) por utilización de la fuerza de trabajo.

ANTECEDENTES Y DESVENTAJAS

El primer intento de cooperativización emprendido por el gobierno en sus esfuerzos por arrojar lastre, fue en el sector de las barberías y peluquerías.

Un cliente se somete a un tratamiento de belleza en una barbería en Santiago de Cuba.
Un cliente se somete a un tratamiento de belleza en una barbería en Santiago de Cuba.
No menos controlado en sus inicios que éste de ahora, ha sido un éxito total, según el colega de Primavera Digital. Señala Lafitta que barberos y peluqueras eran dueños de facto de sus establecimientos antes de la medida, pues el Estado no podía vigilar, salvo mediante ocasionales inspecciones, las transacciones entre quienes ofertaban el servicio y su clientela. Estas se movían generalmente muy por encima de las tarifas establecidas (un corte de pelo que se facturaba en 80 centavos podía involucrar en realidad 10 o 20 pesos).

La mayor remuneración también les había permitido hacer contactos para adquirir insumos, en muchos casos de mejor calidad que los suministrados por el Estado.

Apunta el comunicador que, apoyándose en sus familiares en Estados Unidos, estos tutores de la apariencia y la belleza han reconstruido los locales hasta dejarlos irreconocibles, y han revolucionado también el servicio. Si antes éste era afectado por la crónica carencia de recursos, ahora adquieren sistemáticamente los productos, bien en la red estatal minorista, o “por la izquierda”, un término cubano para el mercado negro, en el que circulan con profusión mercancías procedentes del extranjero, en especial de Miami.

Y aunque cargan sus nuevos gastos a los precios que cobran, el nivel de satisfacción de la clientela con el servicio es alto, al menos en La Habana, asegura el periodista.

Nuestro entrevistado observa que, a diferencia de los salones de belleza y barberías, los gastronómicos que empiezan ahora su gestión privada en locales arrendados por el gobierno se encontrarán con la competencia de cuentapropistas ya consolidados en el sector.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:22 0:00

Al aporte financiero de sus familiares éstos le han agregado su iniciativa y su imaginación para ofertar un servicio moderno, de buen gusto, con un tratamiento amable y personalizado que no se conocía en Cuba. Muchos de sus insumos los encargan a Estados Unidos, a pesar del decretado aumento de los aranceles aduaneros.

Para subirle la parada a su competencia, algunos ofrecen ahora música o espectáculos en vivo por las noches. Y cobran la cuenta en moneda dura.

Su éxito –apunta Lafitta-- está incluso provocando el éxodo de chefs, ayudantes de cocina, camareros y bartenders desde los hoteles hacia estos nuevos restaurantes y cafeterías privados donde pueden ganar en una noche lo que en sus centros de trabajo ganarían en un mes

¿McDONALD’S? ¿PIZZA HUT?

Lafitta pone algunos ejemplos de similar eficiencia en restaurantes privados de comidas rápidas.

Uno especializado en hamburguesas que vende en moneda nacional, se encuentra en la esquina de la Calzada de 10 de Octubre y Santa Catalina, en el reparto habanero de La Víbora. Recauda cada día en su equivalente en pesos, de 1.200 a 1.500 dólares. Las hamburguesas –la más barata por 25 pesos-- son invariablemente de carne de res (algo que en Cuba sólo se oferta en las tiendas de recaudación de divisas del gobierno) y mantienen una constante calidad y sabor.

Otro establecimiento, la pizzería La Roca, en el municipio Boyeros, vende diariamente entre 10.000 y 12.000 pesos. El queso no es de producción nacional, sino importado.

Lo más barato, un plato de spaghetti a la marinera, cuesta 25 pesos, pero el colega afirma que la venta es “de campana a campana”, al punto de que antes cerraban los lunes y ahora también están abiertos el segundo día de la semana, hasta las 10 de la noche.

¿De dónde sacan los cubanos, cuyo salario medio es de unos 25 dólares mensuales, el dinero para afrontar estos precios?

Una parte importante, de las remesas que les envían sus familiares, indica el periodista; otros, de su actividad en un mercado informal que se ha visto enriquecido y expandido con la visita en los últimos dos años de unos 800.000 cubanos residentes en el extranjero, y con las demandas de insumos ilegales del propio cuentapropismo, en ausencia de un mercado mayorista.

De modo que los nuevos gestores privados de establecimientos gastronómicos estatales van a entrar a la competencia un poco tardíamente, pasito a pasito y bajo el ojo vigilante del Hermano Mayor. Tienen una ventaja: otros tuvieron que desarrollar el “modus operandi”, el “know how” usando el incierto (y con frecuencia costoso) método del ensayo y el error. Ahora ya está ahí, listo para ellos.

Vea todas las noticias de hoy

Devuelven a Cuba a 19 balseros interceptados cerca de Cayo Hueso

Una embarcación de fabricación casera en la que viajaban migrantes cubanos. (Foto: @USCGSoutheast)
Una embarcación de fabricación casera en la que viajaban migrantes cubanos. (Foto: @USCGSoutheast)

La tripulación del guardacostas William Trump, de la Guardia Costera de EEUU (USCG), repatrió a 19 migrantes a Cuba el viernes, interceptados en el mar cerca de Cayo Hueso, Florida, cuando intentaban arribar al país de forma irregular.

Los migrantes fueron avistados el sábado, 13 de abril, por la tripulación de un avión de Control de Aduanas y Protección Fronteriza que notificó inmediatamente a los guardacostas del sector de Cayo Hueso sobre un presunto viaje de migrantes, dijo la USCG en un comunicado de prensa.

“Los inmigrantes que intenten ingresar ilegalmente a Estados Unidos por mar serán descalificados indefinidamente de la política de libertad condicional de inmigración legal para cubanos y haitianos”, dijo el teniente Peter Hutchison, de la División de Cumplimiento del Séptimo Distrito de la Guardia Costera.

Añadió que a los migrantes interceptados en el mar, independientemente de su nacionalidad, no se les permitirá ingresar a territorio estadounidense, y que aquellos que no tengan una base legal para permanecer en el país también serán expulsados.

El pasado 13 de abril, otro grupo de balseros interceptado en la misma zona de Cayo Hueso fue repatriado a la isla. Los equipos de la Guardia Costera han devuelto a un total de 367 migrantes a Cuba en lo que va de año fiscal 2024, que comenzó el 1 de octubre de 2023.

"La Guardia Costera y su Grupo de Trabajo de Seguridad Nacional - Socios del Sudeste seguirán teniendo presencia en el aire y en las aguas para detectar y disuadir a los migrantes de intentar ingresar ilegalmente a los Estados Unidos por mar", subraya la nota.

Los cubanos continúan lanzándose al mar y a las rutas irregulares de Centroamérica pese a las reiteradas advertencias de las autoridades estadounidenses. Un total de 19.571 migrantes procedentes de la isla llegaron a la frontera de EEUU en marzo pasado, la mayoría por los diferentes puntos de la frontera sur y por vía marítima, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de EEUU.

El cambio de 360 pesos cubanos por un dólar enciende las alertas

Los funcionarios cubanos han mencionado como prioridad "el redimensionamiento del mercado cambiario" pero hasta el momento no se han mencionado detalles de ese proceso.
Los funcionarios cubanos han mencionado como prioridad "el redimensionamiento del mercado cambiario" pero hasta el momento no se han mencionado detalles de ese proceso.

La Tasa Representativa del Mercado Informal (TRMI) que elabora la publicación elTOQUE activó en las últimas horas una alerta de inestabilidad porque la moneda estadounidense subió de 355 a 360 pesos cubanos.

Cuba tiene tres tipos de cambios efectivos. El Gobierno mantiene una tasa fija de 24 pesos por dólar; una tasa discrecional de 120 pesos utilizada, por ejemplo, para los precios de los turistas y la gasolina, entre otros, y luego una informal.

El ascenso de las últimas horas representa un cambio brusco e inesperado en comparación a la tendencia de los últimos 20 días, por ello se activó la alerta.

La herramienta de monitoreo, a la que el régimen de Cuba ha intentado desacreditar en numerosas ocasiones, se alimenta -como han dicho sus creadores- a partir de los anuncios de compra y venta de divisas en grupos de redes sociales y sitios de clasificados.

El mes pasado el economista cubano Pavel Vidal había pronosticado que el peso cubano se depreciaría entre un 5% y un 9% cada mes, por el déficit fiscal récord, una caída de la producción y la ausencia de un programa de estabilización y reformas de amplio alcance.

Los funcionarios cubanos han mencionado como prioridad "el redimensionamiento del mercado cambiario" pero hasta el momento no se han mencionado detalles de ese proceso.

"Con mi jubilación de un mes compro medio cartón de huevos"

Pañales, cigarrillos y huevos en venta en una casa de La Habana. La inflación continúa en aumento por segundo mes consecutivo, una jubilación no alcanza para comprar un cartón de huevos.
Pañales, cigarrillos y huevos en venta en una casa de La Habana. La inflación continúa en aumento por segundo mes consecutivo, una jubilación no alcanza para comprar un cartón de huevos.

El sociólogo y escritor Dimas Castellanos contó esta semana a Martí Noticias que el dinero de su jubilación apenas le alcanza para comprar medio cartón de huevos, debido a la gran inflación que hay en el país.

"Yo tengo la jubilación más baja, gano 1528 pesos mensualmente y ya eso apenas me alcanza para comprar la mitad de un cartón de huevo (15 unidades)", dijo.

Dimas apuntó que en los últimos días ese precio incluso ha subido. "La vida se encarece cada día más para los cubanos. Los precios de los productos están más altos y en la isla se está produciendo menos alimentos".

El escritor cree que los gobernantes "tienen que saber lo que el pueblo está pasando, lo que el pueblo está sufriendo, el hambre que se está pasando, cómo va creciendo la miseria, ante una indolencia total".

La inflación alcanzó el 33,17% en marzo, un 1,09% más que en febrero, según los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC), publicados por la estatal Oficina de Estadísticas e Información (ONEI).

El economista Pedro Monreal en un hilo en X opinó que esta aceleración por segundo mes consecutivo se debe en parte al aumento de precios de los combustibles aplicado en marzo, "pero el alza de precios continúa explicándose principalmente por el creciente precio de los alimentos".

"El incremento de precios de los alimentos sigue liderando, por amplio margen, el aumento general de los precios al consumidor. Explica más del 50%. Sin aumento de oferta de alimentos es difícil asumir que se reduciría sustancialmente la inflación en Cuba", señaló el analista.

El salario no alcanza para comer en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

Para el escritor y periodista Ernesto Pérez Chang, en la isla hay evidencia "irrefutable de que Cuba se hunde en una nueva fase crítica del Período Especial".

"Más de la mitad de la población de la Isla continúa viviendo con menos de un dólar diario o, en el común de los hogares de obreros e incluso de trabajadores profesionales altamente calificados, hace más de dos décadas que desayuno, almuerzo y cena se fusionaron en un solo bocado como único milagro del día", escribió en uno de sus artículos en Cubanet.

"Nos adentramos en una crisis profunda, probablemente insalvable, que para muchos sobrevivientes de la anterior, hoy en la tercera edad o camino a ella, será mortífera como lo fue para miles de cubanos en esos infernales años 90", opinó Pérez Chang.

Así mismo opinó, en entrevista con Martí Noticias, el periodista Boris González Arenas, quien consideró que tanto la inflación como los bajos salarios terminan "en hambre y en víctimas mortales de personas que con enfermedades sencillamente no tienen cómo sobrevivir".

El gobernante Miguel Díaz-Canel dijo el mes pasado en una reunión con funcionarios del Ministerio de la Industria Alimentaria que las familias gastan más del 70% de sus ingresos en comprar comida.

"Pero ese mismo análisis que se hace desde el punto de vista teórico, lo está haciendo cada familia a la hora de su comida, que cada vez es peor", explicó Dimas.

(Con reportaje de José Luis Ramos para Martí Noticias)

"Nos están asfixiando": Sin combustible ni camiones las autoridades optan por quemar la basura en Guanabo (VIDEO)

Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias
Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias

En la localidad costera de Guanabo, al este de La Habana, la basura acumulada obstruye en algunos puntos el tránsito vehicular, mientras el mal olor y la presencia de plagas de ratones y cucarachas se vuelve algo habitual para los residentes, según testimonios de varios vecinos de la zona a Martí Noticias.

"En mi vida he visto yo lo que yo estoy viendo aquí en Guanabo. La basura está en una esquina y cubre hasta la otra. Los insectos, cucarachas, bichos, ratas. Yo no sé cuántas cosas tú puedes ver paseándose por las calles", dijo María Elena Mir Marrero a nuestra redacción.

Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias
Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias

"No vemos por parte de las autoridades que se haga algo para resolver ese problema", explicó otro de los entrevistados.

La basura no solo afecta las calles de Guanabo, sino también las playas, unas de las más populares de La Habana. "Están llenas de latas", apuntó.

Martí Noticias se comunicó con la dirección municipal de Servicios Comunales y la persona que atendió el teléfono indicó que presentan problemas con el combustible, así como con los vehículos para la recogida.

Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias
Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias

"Lógicamente hay problemas con el combustible... Tenemos un solo camión para todo Guanabo", dijo, y aclaró que el Consejo que atiende abarca desde Bacuranao hasta Punto Cero.

Lo que están haciendo para intentar resolver la situación, apuntó Mir, es quemar los basureros. "Nos están asfixiando", aseguró.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:48 0:00

La situación de la basura en La Habana es un problema que lleva años. Las autoridades dicen que la falta de recursos para adquirir piezas de repuesto ha hecho que casi la mitad de los equipos destinados a la recogida de desechos esté en desuso.

Otro de los problemas es la escasez de personal debido, principalmente, a los bajos salarios.

A finales del año pasado Onelio de Jesús Ojeda, jefe de la Dirección Provincial de Servicios Comunales, comentó a la prensa estatal que tenían unos 200 equipos "paralizados por diferentes causas, fundamentalmente neumáticos y baterías, así como partes y piezas".

Vecinos se quejan de los basureros en Guanabo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:28 0:00

"A partir de la inestabilidad de la fuerza de trabajo, se trabaja con un grupo importante de reclusos y sancionados, personas que están cumpliendo una sanción en su domicilio. Eso constituye una fuerza importante en nosotros, a partir del completamiento de la plantilla, que está al 68%", agregó.

(Con reporte de Ivette Pacheco)

Los Santos de Hialeah: La iglesia Lukumí cubana que llegó a la Corte Suprema (VIDEO)

Los Santos de Hialeah es una serie audiovisual que narra la batalla legal que enfrentó durante la década del 90' a la Iglesia Lukumí Babalú Ayé contra el gobierno de la ciudad de Hialeah y otros grupos protectores del bienestar animal como PETA y Humane Society.

Los practicantes de la religión Lukumí buscaban defender su derecho a sacrificar animales como parte de sus rituales religiosos. Sin embargo, las leyes de Hialeah les prohibían esta práctica, considerándola como un acto de crueldad animal.

La iglesia desafió esta prohibición, argumentando que violaba su derecho a la libertad religiosa, protegido por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que garantiza que el Congreso no puede crear ninguna ley que establezca una religión oficial o prohibir el libre ejercicio de una religión en particular. Esta enmienda protege la libertad de expresión, de prensa, de reunión, y el derecho de solicitar al gobierno compensación por agravios.

El caso de los santeros cubanos llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1993, donde se dictaminó a favor de la iglesia lukumí (también se escribe lucumí), sentando un precedente importante para la protección de la libertad religiosa.

La serie cuenta con los valiosos testimonios de los protagonistas implicados en el caso: Oba Ernesto Pichardo, cofundador y presidente de la Iglesia Lukumí Babalú Ayé en Hialeah; Lázaro Cuesta, sacerdote de la religión Lukumí; Jorge Duarte, abogado del caso, Thomas Wenski, arzobispo de Miami; y Raúl Martínez, ex alcalde de Hialeah entre 1981 y 2005.

La investigación de Martí Noticias incorpora el valioso aporte de las periodistas Ileana Bravo y Aminda (Mindy) Marqués; quienes cubrieron esta disputa legal desde su desarrollo inicial hasta su triunfo en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

La victoria del caso Church of Lukumi Babalu Aye, Inc. v. City of Hialeah es un ejemplo de cómo las comunidades minoritarias pueden luchar por sus derechos y lograr cambios en los Estados Unidos.

Los Santos de Hialeah
please wait
Embed

No media source currently available

0:00 0:13:51 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG