Enlaces de accesibilidad

Cubano que trabajaba para EE.UU. fue clave en la captura de espías de La Habana


Espías castristas Ana Belén Montes y Walter Kendall Myers.

Según la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de EE.UU., esta persona, que pasó casi 20 años en prisión en Cuba, proporcionó la información que condujo a la captura de Ana Belén Montes, los esposos Myers y la Red Avispa.

Aunque muchos medios de prensa han presentado la liberación del subcontratista estadounidense Alan Gross y los tres miembros de la Red Avispa presos en EE.UU. como un canje de espías, Raúl Castro dijo en su breve alocución televisada del martes sobre la reanudación de las relaciones que "el ciudadano estadounidense Alan Gross", había sido liberado por razones humanitarias, mientras que también se había decidido "excarcelar y enviar a Estados Unidos a un espía de origen cubano que estuvo al servicio de esa nación".

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, publicó el miércoles una "Declaración sobre la liberación de un individuo cubano", la misma persona a quien Castro se refirió ese día en su anuncio televisado.

El texto del comunicado, suscrito por Brian P. Hale, el portavoz de esa Oficina que responde directamente al presidente de los Estados Unidos, es el siguiente:

En el día de hoy, Estados Unidos consiguió la liberación de una prisión en Cuba de un individuo cubano que proporcionó ayuda clave a los Estados Unidos. La información aportada por esta persona fue fundamental para la identificación y desactivar a varios agentes de la inteligencia cubana en los Estados Unidos, y en última instancia condujo a una serie de exitosos procesos federales por espionaje.

Este hombre, cuyos sacrificios eran conocidos sólo por unos pocos, ha pasado casi 20 años en una prisión cubana debido a sus esfuerzos a favor de los Estados Unidos. Aunque muchos detalles de la cooperación de este individuo son todavía clasificados, tras su puesta en libertad hoy ya podemos exponer algunas de sus contribuciones a la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Él proporcionó la información que condujo a la identificación y condena de la analista principal de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA) Ana Belén Montes; del ex funcionario del Departamento de Estado Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Myers; y de los miembros de la Red Avispa, en la Florida, que incluía a miembros de los llamados "Cinco de Cuba".

A la luz de su sacrificio por los Estados Unidos, haber conseguido su puesta en libertad al cabo de 20 años ─en un canje por tres de los espías cubanos que él ayudó a poner tras las rejas─ es un cierre apropiado a este capítulo de la Guerra Fría en las relaciones entre EEUU y Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG