Enlaces de accesibilidad

Brasil en vilo a la espera de decisión del Senado sobre juicio político a Rousseff


Senado brasileño decide futuro político de Rousseff
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:08 0:00

Parlamento brasileño decide futuro político de Rousseff

Si la mayoría de los 81 miembros del Senado vota a favor de las medidas para el juicio político, Rousseff será suspendida del cargo mientras se realiza el juicio en los próximos 180 días.

El Senado de Brasil inició el miércoles a una sesión que se espera que culmine en una votación sobre si se debe iniciar un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff.

Si la mayoría de los 81 miembros del Senado vota a favor de las medidas para el juicio político, Rousseff será suspendida del cargo mientras se realiza el juicio en los próximos 180 días. En ese tiempo, el vicepresidente Michel Temer se hará cargo hasta seis meses mientras se decide si la mandataria es retirada de su cargo de forma permanente.

El presidente del Senado Renan Calheiros dijo que quiere que el voto se lleve a cabo el miércoles en la noche.

Los cargos contra la mandataria incluyen haber incumplido normas fiscales administrando el presupuesto federal. Sin embargo el proceso se ha convertido también en una especie de referendo para su presidencia, mientras Brasil se encuentra en una profunda recesión económica y se lleva a cabo una amplia investigación por corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Rousseff niega las acusaciones e insiste en que el proceso representa un "golpe de Estado" que busca quitar del gobierno al izquierdista Partido de los Trabajadores, que gobierna desde hace 13 años.

Seguidores de Rousseff protestan frente al Senado

Mientras, manifestantes a favor de la presidenta se enfrentaron con la policía frente al Senado. No quedó claro de inmediato el motivo que generó las breves pero intensas confrontaciones. La policía utilizó gas pimienta para contener a los manifestantes.

Los inconformes, en su mayoría de grupos feministas, lanzaron pirotecnia a las líneas policiales. Los trabajadores de emergencia trasladaron a varias personas fuera de la zona luego de que resintieran los efectos del gas pimienta.

En el Senado, la senadora del Partido Comunista, Vanessa Grazziontin, expresó su preocupación por lo que dijo eran niveles crecientes de "violencia innecesaria" en contra de los manifestantes a favor de la presidenta.

Un muro erigido a la mitad del jardín separaba a los varios miles de seguidores de Rousseff de un grupo similar de personas partidarias del juicio político. Entre estas últimas reinaba un ambiente festivo, en el que los manifestantes tomaban cerveza mientras portaban la camiseta verdeamarelha de la querida selección nacional de fútbol.

Ambos grupos eran de mucho menor tamaño que las multitudes que aparecieron durante la votación sobre el juicio político efectuada el 17 de abril en la Cámara de Diputados.

La presidenta empaca antes de una decisión del Senado


El periódico brasileño O Estado de Sao Paulo dijo en la tarde del miércoles que Rousseff empacó todas sus pertenencias personales en su oficina en el Palacio de Planalto y las envió al Palacio de Alvorada, la residencia presidencial oficial.

El periódico señala que entre las cosas que se enviaron al Palacio de Alvorada estaban libros de Rousseff y fotografías de su hija y dos nietos.

Citando a miembros de personal de la presidencia, el diario dice que durante el día estuvieron funcionando sin parar trituradoras de papel y digitalizadores de documentos.

Las llamadas de The Associated Press a la oficina presidencial en busca de confirmación sobre el reporte no fueron respondidas.

La Corte Suprema de Brasil rechazó una apelación interpuesta por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para detener el proceso de juicio político en su contra que se dirime en el Senado.

El tribunal informó en su portal web que el magistrado Teori Zavascki rechazó la apelación. La oficina del procurador general alegó que la votación efectuada el mes pasado en la Cámara de Diputados en la que se recomendó el juicio político estaba manchada por irregularidades.

Esperan votación a favor de juicio político

Incluso los aliados de Dilma Rousseff creen que el Senado votará a favor de un juicio político a la presidenta.

El líder del Partido de los Trabajadores en el Senado pareció reconocer una primera derrota mientras hablaba con la prensa al margen de la sesión del miércoles.

El senador Humberto Costa dijo que "no hay otro camino para nosotros que la oposición", pero agregó que sería "una oposición muy firme".

Una mayoría simple de los 81 senadores sería suficiente para iniciar un juicio político que podría durar seis meses. Después del juicio, una mayoría con dos terceras partes del Senado bastaría para quitarle el poder de forma a Rousseff.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG