Enlaces de accesibilidad

Denuncian al gobierno de Siria por usar bombas de racimo contra la población civil


Bombardeo en el norte de Siria. Captura de vídeo facilitada por Shaam News network (SNN)/ Archivo
El grupo Human Rights Watch (HRW), con sede en Nueva York, dijo que se han lanzado bombas de racimo desde aviones y helicópteros cerca de la principal carretera norte-sur que pasa por Maarat al-Numan, una ciudad capturada por rebeldes la semana pasada y que corta la ruta desde Damasco a Aleppo.

HRW informó previamente del uso de bombas de racimo en julio y agosto, pero los renovados ataques indican la determinación del Gobierno a recuperar el control estratégico en el noroeste, reporta la agencia de noticias AFP.

Las bombas de racimo pueden lanzar cientos de pequeños explosivos en una zona amplia y están diseñadas para matar tanta gente como sea posible.

Más de 100 países han prohibido su uso, almacenaje, transporte o venta, dentro de una convención que se convirtió en ley internacional en 2010, pero Siria no lo ha firmado, como tampoco han hecho Rusia, China o Estados Unidos.

"El desprecio de Siria por su población civil es del todo evidente en esta campaña aérea, que ahora parece incluir lanzar estas letales bombas de racimo en zonas habitadas", dijo Steve Goose, director de armas en HRW.

Brahimi, que sucedió como mediador al ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, aseguró que "la ONU está lista y exige el paro del envío de armas a todos los grupos en Siria". Agregó que en opinión de la organización estos problemas pueden ser resueltos pacíficamente y “Naciones Unidas y la Liga Árabe están preparados para ofrecer cualquier ayuda en la resolución de esta crisis".
XS
SM
MD
LG