Enlaces de accesibilidad

Blatter busca limpiar la cara sucia de la FIFA


La FIFA elige presidente golpeado por el escándalo
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:54 0:00

La FIFA, golpeada por el escándalo, elige presidente.

"Se me hace responsable de la tormenta, prometo una FIFA fuerte", dijo a la agencia AFP el presidente del organismo internacional del fútbol, Joseph Blatter.

El escándalo por corrupción en el que están implicados decenas de funcionarios de la FIFA ha destapado una olla a punto de explotar.

En Zurich, Suiza, el hoy presidente del organismo internacional del fútbol, Joseph Blatter, dijo a la agencia AFP: "Se me hace responsable de la tormenta, prometo una FIFA fuerte".

En medio de las elecciones para elegir al nuevo ejecutivo que rige las reglas y ordenamientos para el más popular de los deportes en el mundo, el príncipe Alí, de Jordania, afirmó: "El futuro pasa por la transparencia". Alí Bin Al Hussein, es uno de los más fuertes rivales de Joseph Blatter en la elección presidencial de la FIFA.

"Los ojos del mundo se dirigen a nosotros. Tenemos que enviar un mensaje a los que nos están mirando, el de que comprendemos la fragilidad de su confianza. El futuro pasa por la transparencia. Debemos mostrar que queremos volver a ganarnos el respeto del mundo", explicó el jordano de 39 años, uno de los vicepresidentes de la FIFA los últimos cuatro años, en su mensaje a las 209 federaciones nacionales, que componen el cuerpo electoral.

El miércoles pasado, 14 altos funcionarios de la FIFA fueron detenidos en la capital Suiza, acusados de influir en decisiones para elegir las sedes de los mundiales desde por lo menos iniciados los años 90. Entre los implicados se encontraban dos vicepresidentes que fueron destituidos de inmediato.

Este viernes, el paraguayo Juan Ángel Napout fue investido formalmente por el presidente Joseph Blatter como uno de los vicepresidentes, a raíz de la investigación en curso, a manos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos.

Napout había sustituido ya a Figueredo en la presidencia de la Conmebol el pasado mes de marzo. El uruguayo ocupaba el cargo de manera interina desde la renuncia en 2014 del paraguayo Nicolás Leoz, otro de los imputados por la justicia estadounidense.

El máximo dirigente de la organización, Joseph Blatter, enfrenta el pedido de renuncia que le hacen varios miembros del alto mando de su equipo. Además del príncipe jordano, el exastro y figura de influencia en la confederación europea de Fútbol (UEFA), Michel Platini coordinaba desde la UEFA un boicot contra Blatter y el congreso, pero declinaron a última hora del jueves, alegando que si no asistía, éste ganaría fácilmente. "Si no vamos al congreso, seguro que sale elegido. Su rival va ganando apoyos", comentaba a la salida de la reunión el holandés Michael van Praag, y aludía al jordano.

Por otra parte, el mayor escándalo ocurrido en las filas de quienes dirigen el deporte más popular del mundo, coincide con las tres décadas del trágico suceso de Heysel. Han pasado 30 años desde la tragedia del estadio Heysel, en la que 39 personas fallecieron en una estampida durante la final del campeonato europeo entre Juventus y Liverpool en Bruselas, y Platini todavía tiene presente el horror vivido.

"Sigo jugando esa final. No lo he superado", comentó el viernes el presidente de la UEFA, que anotó de penal el gol de la victoria de la Juve, con las tribunas llenas de zapatos y ropa de las víctimas. "Nadie que estuvo allí lo ha superado. Le expreso toda mi solidaridad" a las familias de las víctimas, expresó Platini desde Zurich, donde asiste al congreso de la FIFA.

"No fue una noche de fútbol", agregó Sergio Brio, defensor de la Juve que también estuvo en ese partido. "Fue una noche distinta. Desde niño uno sueña con jugar la final del campeonato europeo y termina en una situación como esa".

XS
SM
MD
LG