Enlaces de accesibilidad

Demócratas y republicanos intensifican su campaña para una reforma migratoria


Protesta a favor de los inmigrantes.

"El camino de la autodeportación y de centrarse sólo en el cumplimiento estricto de la ley es el camino equivocado"

Polticos demócratas y republicanos anunciaron hoy la intensificación de una campaña conjunta a favor de una reforma migratoria integral en el primer semestre de 2013, con prioridad en la economía, la seguridad y la unidad de las familias.

"Hace casi 18 meses comenzamos en Colorado a dibujar el mapa de un nuevo camino en cuanto a inmigración, alejado de la retórica extrema que atrapó a la conversación nacional", dijo en rueda de prensa el senador demócrata por Colorado Michael Bennet, uno de los líderes de la nueva alianza que impulsa la aprobación de la reforma.

Bennet convocó durante el último año y medio cientos de reuniones públicas y logró que más de 100 dirigentes locales, de distintos partidos políticos, credos y estilos de vida, firmasen el llamado

Acuerdo de Colorado sobre migración, basado en documentos similares anteriormente firmados en Iowa, Indiana y Utah.

El senador indicó que los principios enumerados en esos acuerdos (responsabilidad federal, fortalecimiento económico, seguridad nacional, unidad familiar, cumplimiento efectivo de la ley y enfoque pragmáticos) deberían ser la base de una alianza formada por personas de todo el espectro político que quieren que el Congreso asuma su responsabilidad de reformar el actual sistema migratorio.

Por su parte, Mark Shurtleff, republicano y procurador general de Justicia de Utah, aseveró que la ley SB1070 de Arizona, luego copiada en otros estados, surgió por la frustración de esos gobiernos por la percibida inaccin de la Administración federal con
respecto a temas migratorios.

"El camino de la autodeportación y de centrarse sólo en el cumplimiento estricto de la ley es el camino equivocado", dijo Shurtleff, quien en su momento gestionó y firmó el Acuerdo de UTA sobre inmigración.

"Centrarnos sólo en castigos es dañino para nuestra comunidad", declaró Shurtleff, que consideró que hay una forma "mejor y distinta" para responder al problema migratorio, en referencia a una reforma "progresista, equitativa, completa y bipartidista".

"La gran baja en el debate inmigratorio ha sido la verdad. Las leyes (anti-inmigrantes) se basan en información distorsionada", comentó el alto funcionario de Utah.

Para Shurtleff, los estados deben tener cierta responsabilidad en cuanto a las leyes migratorias, pero no en el sentido de aprobar unilateralmente leyes sobre esta materia.

"Los estados son el laboratorio de nuestra democracia. Si cada vez son más los estados que respaldan una reforma migratoria, el Congreso tendrá que seguir esa dirección", indicó.

En la misma rueda de prensa, Kelly J. Brough, electa en agosto pasado como presidenta de la Cámara de Comercio de Metro Denver, firmante del Acuerdo de Colorado, afirmó que en el debate inmigratorio hay que centrarse en los "resultados económicos y dejar nuestras emociones y la retórica".
XS
SM
MD
LG