Enlaces de accesibilidad

Bien por Yasiel Puig y los Dodgers


El jugador Yasiel Puig de los Dodgers de Los Ángeles.

El cubano pegó tres hits, remolcó a dos corredores y marcó una carrera en otros cinco viajes al cajón.

Yasiel Puig y los Dodgers dieron un salto de canguro desde Los Ángeles hasta Sydney, Australia, pero el rédito del vuelo beisbolero fue magnífico: dos triunfos del equipo angelino sobre Diamondbacks de Arizona y un promedio ofensivo de .300 para el outfielder cubano.

El Sydney Cricket Field australiano, debidamente remodelado, acogió los dos primeros juegos de las Grandes Ligas 2014 durante el fin de semana, pero los más acérrimos fanáticos de los Dodgers enfrentaron una jornada única e interminable. Y es que el primer partido arrancó a la una de la madrugada del día 22, hora de la costa oeste norteamericana, y el segundo pleito concluyó pasadas las 11 de la noche del propio día.

Al final los Dodgers se vieron recompensados. Vencieron en su debut 3 por 1 al Arizona, con una carrera limpia y siete ponches al expediente del astro Clayton Kershaw, que fue respaldado por jonrón, doble y dos impulsadas de Van Slyke; perdió Wade Miley.

Dodgers se despidió con otro éxito ante Diamondbacks, 7-5, con faena de Hyun-Jin Ryu, que cedió solo dos hits, con una base y cinco ponches en cinco innings. Después el bull pen se metió en problemas pero Arizona no pudo empatar la pizarra, así Trevor Cahill cargó con el revés.

Y si Puig falló cinco veces en su primera salida al terreno, soportando tres ponches, el mismo océano que pareció marearlo lo protegió en su orilla unas horas después, cuando pegó tres hits, remolcó a dos corredores y marcó una carrera en otros cinco viajes al cajón.

Alexander Guerrero, escapado también de las Series Nacionales de Cuba fue anunciado en el juego número uno como emergente, pero le quitaron el bate cuando Arizona cambió a su lanzador. Al jugador de Las Tunas lo llamaron en el otro partido, también en la novena entrada, y aunque pellizcó una pelota a 92 millas, el envío cayó en la mascota del rival y su debut en Grandes Ligas se inscribió como ponche.

Para el zurdo Kershaw, mientras tanto, se insinúa la curiosa posibilidad de que vuelva a la lomita en la fecha nocturna de apertura, el 30 de marzo, cuando Dodgers visite a Padres de San Diego. Un día después MLB se desparrama por toda la Unión con un calendario de 13 juegos.

Y no se descarta, además, que Kershaw, dos veces ganador del premio Cy Young, ocupe la lomita del primer partido del Dodgers Stadium en 2014, el cuatro de abril, cuando el equipo local reciba a los Gigantes de San Francisco.

XS
SM
MD
LG