Enlaces de accesibilidad

Biden: Zona aérea china podría causar accidentes


El primer ministro japonés, Shinzo Abe (d), tiende la mano al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una reunión diplomática en Tokio (Japón).

El vicepresidente estadounidense dijo que la declaración de China de una nueva zona de identificación aérea ha hecho aumentar las tensiones regionales.

El vicepresidente Joe Biden dijo que Estados Unidos está profundamente preocupado por el intento unilateral de China de modificar la situación en el Mar Oriental de China.

Biden dijo que la declaración de China de una nueva zona de identificación aérea ha hecho aumentar las tensiones regionales y aumentado el riesgo de accidentes y errores de juicio. Señaló que planteará las preocupaciones estadounidenses cuando se reúna con el presidente chino, Xi Jinping, más adelante esta semana en Beijing.

Estados Unidos está "profundamente preocupado" por la zona de defensa aérea decretada por Pekín en el Mar de China Oriental, declaró este martes Biden durante una visita a Tokio.

El vicepresidente habló después de reunirse en Tokio con el primer ministro japonés Shinzo Abe.

Estados Unidos y Japón se han negado a reconocer la zona de identificación aérea de China sobre un grupo de pequeñas islas que tanto Japón como China reclaman. Washington y sus aliados consideran la decisión china parte de una estrategia más amplia para aumentar su autoridad en la región.

El Gobierno nipón dijo que confiaba en que obtendría el apoyo estadounidense en su oposición a una iniciativa que calificó de "extremadamente peligrosa".

China anunció que defendería su "derecho" a controlar los aviones que sobrevuelen la zona definida, que incluye el archipiélago de las Senkaku, controlado por Tokio y reclamado por Pekín con el nombre de Diaoyu. Algunos analistas temen que este contencioso conduzca incluso a un enfrentamiento armado.

"Yo ratificaré la fortaleza de nuestros compromisos de alianza y subrayaré la importancia de evitar acciones que puedan minar la paz, la seguridad y la prosperidad en la región", declaró a dicho periódico Biden, quien también viajará a China y Corea del Sur.

Desde que las autoridades chinas proclamaron esta zona de defensa aérea, donde amenazaron con "medidas defensivas de emergencia" contra los aviones que no obedezcan sus órdenes, se ha creado un ambiente de gran nerviosismo.

El anuncio de Pekín sobre esta zona de defensa aérea provocó la cólera de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos. Estos países enviaron aviones militares a dicha zona, desafiando las órdenes chinas.

"Nosotros creemos que el noreste asiático será más fuerte cuando sus dos principales democracias trabajen en forma conjunta para enfrentar las amenazas comunes, y cuando nosotros tres --Estados Unidos, Japón y la República de Corea-- trabajemos juntos para promover nuestros intereses y valores comunes", declaró Biden a Asahi.

Altos funcionarios estadounidenses dijeron que Biden, quien tiene previsto reunirse con Jinping, en Pekín, a fines de esta semana, le manifestará las "preocupaciones" norteamericanas y tratará de obtener aclaraciones sobre sus intenciones en esa zona aérea.

Luego de tomar un café el martes de mañana con el primer ministro irlandés Enda Kenny, Biden se dirigió a la embajada estadounidense, donde se reunió con la nueva embajadora Caroline Kennedy y el viceprimer ministro nipón Taro Aso.

El vicepresidente estadounidense se reunirá más tarde con el príncipe heredero Naruhito, antes de participar en una reunión formal y una cena con Abe.
XS
SM
MD
LG