Enlaces de accesibilidad

Detenida cubana que ingresó con documentos falsos en Belice


Vista de pasaportes cubanos en una oficina regional de la Dirección de Inmigración y Extranjería, en La Habana (Cuba)

Deysi Reyes Ávila dijo a los funcionarios de inmigración que había pagado 3,000 dólares para obtener los pasaportes panameños falsos.

La profesora cubana de matemáticas Deysi Reyes Ávila, de 53 años de edad, se encuentra detenida desde anoche en la Prisión Central de Belice por viajar con su hijo a la isla con pasaportes falsos, informa 7newsbelize.com.

Ávila y su hijo de 15 años de edad, llegaron ayer a las 5 de la tarde al aeropuerto de Belice procedentes de El Salvador con pasaportes panameños falsos y estuvieron a punto de pasar inadvertidos, pero llenaron incorrectamente los formularios que cada pasajero debe entregar al Servicio de Inmigración.

En uno de los pasaportes falsos, Reyes Ávila aparecía como Nairoby Aleyda González, y cuando firmó el formulario puso D. Reyes como su nombre. Además, en el pasaporte de su hijo, estaba escrito Ricardo Daniel Hernández, y ella firmó su nombre real en el documento.

Pero la cosa no quedó ahí. Reyes no se percató y escribió que vivían en La Habana, Cuba. Es decir, un país completamente diferente al que aparece en los pasaportes panameños.

Con estas irregularidades, el Departamento de Inmigración hizo una verificación de antecedentes y buscó en el equipaje de la mujer, donde encontró los pasaportes cubanos actuales (madre e hijo), con sus fotos y con diferentes nombres. Además, las autoridades encontraron sus documentos de identidad cubanos.

Esos descubrimientos sellaron su destino, porque los funcionarios de inmigración se dieron cuenta inmediatamente de que estaban tratando de ingresar ilegalmente en el país.

Al ser interrogada, Reyes Ávila reveló a los funcionarios de inmigración que ella pagó un total de 3,000 dólares para obtener los pasaportes falsos.

Antes de ser condenada, ella le explicó a la corte que tiene hijos que viven en los EE.UU., y no pueden regresar a Cuba, y que sólo estaba tratando de llegar a ese país para pasar al menos un mes de vacaciones con ellos.

El juez Dale Cayetano la condenó a pagar inmediatamente una multa de 2.000 dólares, o en su defecto, pasar un año en la cárcel.

Además, pesa sobre ella una orden de expulsión después de que pague la multa o cumpla el tiempo estipulado en prisión. Reyes no pudo pagar la multa, por lo que fue enviada a la cárcel.
XS
SM
MD
LG